En verano todos estamos más contentos, más guapos, más receptivos... y quizá por eso has pillado cacho este verano. Sí, lo sabemos, no es nada fuera de lo común, ¡y te aplaudimos por haberle dado ese gusto a tu cuerpo! Pero ahora llega el momento en el que debes decidir si ese amor de verano se queda en tu memoria para siempre como una historia pasajera o si, por el contrario, es algo más y merece entrar en tu otoño por la puerta grande. ¿Cómo saberlo? Con los siguientes cinco puntos. ¡Lee con atención!

1.- Sé honesto contigo mismo

Lo primero que debes hacer es quedarte a solas y reflexionar. ¿Qué sientes realmente por esa persona? ¿Es atracción sexual, es amistad, o es amor? Esto lo sabrás repasando todo lo que habéis vivido y pensando cómo se sentirá tu cuerpo cuando cada uno haga su propia vida. ¿Aparece un nudito en el estómago? Pues empieza a oler a relación seria.

2.- Piensa a largo plazo

Es muy importante que seas realista y pienses en la vida que cada uno tenéis en invierno, es decir, si vivís cerca, si tenéis el mismo estilo de vida, si algo en serio funcionaría igual de bien... En caso de que todas las respuestas son un sí rotundo, estás más cerca de tener claro que quieres continuar con esta historia. Si vivís en ciudades distintas, aun hay esperanza; plantéate si soportarías mantener algo a distancia o si es inviable para ti.

Para tener un 'verano de cine' | Seestrena.com

3.- Ponte en su cabeza

Piensa también en la otra persona. ¿Cómo surgió lo vuestro? Esto es importante, porque aunque más tarde se lo preguntes, debes intuir hasta qué punto estaría dispuesto a llegar contigo. Si mientras habéis estado enrollados ha seguido tonteando con alguna más, igual su pensamiento es que lo vuestro es una bonita historia veraniega y nada más.

4.- Pon atención a los detalles

Ser observador siempre será beneficioso para ti, nunca dejes de hacerlo. Si cada vez que habéis quedado se ha pasado media cita mirando el móvil, en las redes sociales, o hablando por WhatsApp, puede que esa persona solo se haya tomado esto como un rollete. Y ojo con los ex: si te ha hablado de ese tema o hace poco que acabó una relación estable y sigue con el corazón resentido, igual no es para ti.

Pareja con las manos entrelazadas | Getty

5.- Cuando le hablas de sentimientos...

Este es el punto definitivo: su actitud cuando le abres tu corazoncito. Si ya le has dicho "Te quiero" y ha contestado con un simple: "Y yo", o con un modesto monosílabo, puede que le haya cortado el rollo porque no está al mismo nivel. Si por el contrario te ha correspondido en todo momento y no ha dudado en abrir su corazón en primer lugar, más bien es esa persona la que piensa en mantener algo serio contigo.

Ahora que tienes todas las claves, compruébalas una a una, ¡y haz lo que te dicte tu corazón!