No hay una fórmula matemática de saberlo, tampoco el cuerpo experimenta un cambio radical que te permita detectar que estás en el momento soñado. Pero sí hay muchos factores en los que puedes fijarte si lo que quieres es descubrir si eso que estás sintiendo en el estómago es amor del bueno. ¡A ver cuántos reconoces!

1.- No piensas en tus exs

Desde que tienes a esa persona en tus entrañas, de manera mágica, tus exs ya no aparecen por la cabeza. Ni antes de dormir, ni en tus sueños, ni cuando hace frío y vas escuchando temas románticos por la calle. Piensas solamente en esa personita que te hace sentir mariposas en el estómago. Y no, ¡no es ninguna de tus anteriores parejas!

2.- Esa persona es tu primer y último pensamiento del día

No puedes quitártelo, te has dado cuenta que ocupa toda tu mente: desde el primer minuto tras amanecer y el último antes de dormite. ¡Y también se cuela en tus sueños, por supuesto!

3.- Puedes estar en silencio con ella

Cuando estáis juntos, estás feliz, sí. Pero en esta ocasión te ocurre algo que no habías experimentado. Eres capaz de estar en silencio a su lado y estar no solo cómodamente, sino sin necesitar decir nada. Su presencia es suficiente para hacerte sonreír.

4.- Puedes ser tú mismo

No tienes que fingir nada, no necesitas imitar otras personalidades ni esforzarte para que estéis a gusto. Simplemente con vuestra forma de ser en bruto es cuando realmente sois más compatibles. ¡Bravo!

5.- No tenéis una relación tóxica

Vuestra relación no entiende de celos, revisiones de móvil, peleas absurdas, gritos… ¡no! Estáis por encima de todo y tú estás feliz cuando piensas en vuestro modo de quereros. Enhorabuena porque sí, es real.

6.- Cuando te pasa algo, es a la primera persona que quieres contárselo

Cada vez que te ocurre una aventura con tus colegas, en clase o con tu familia a la primera persona que quieres contárselo es esa. Pues va a resultar que sí estás in love, sí…

7.- Es tu prioridad siempre

En tu corazón cada persona que conoces y tienes cariño tiene su huequito pero sin duda tu crush es tu prioridad siempre. ¡Tiene el primer lugar, el más grande y el más luminoso que tienes dentro de ti!

8.- No necesitas que te hable para saber qué piensa

Si le miras a los ojos fijamente eres capaz de adivinar qué está pasando por su cabecita. ¡Eso es uno de los signos más que evidentes de que Cupido está dentro de ti!

9.-Piensas siempre en su felicidad

Siempre piensas en el modo en que puedes hacerle más feliz, esa es la verdadera forma de querer a alguien! Por eso no te importa que haga otros planes con colegas, con su familia o que de vez en cuando quiera su espacio. Si él está bien, tú también lo estás.

10.- Cuando piensas en lo que necesitas para que te conquisten, se te viene a la cabeza

Cuando te preguntan cómo es tu prototipo de chico o de chica ideal, no sabes responder, ¡simplemente aparece su imagen en tu cabecita! Enhorabuena. Si te sientes identificado con estas 10 señales infalibles, lo tuyo es un amor auténtico de los de película.