Que exista el amor, es difícil, pero que dure, ¡lo es mucho más todavía! Por eso para que una pareja sea firme y no exista entre ellos escisiones ni grietas que puedan debilitarlos hay que construir los pilares del amor. ¿Cómo se consigue eso? De una manera muy sencilla, lee y apunta, ¡y por supuesto después ponlo en práctica!

1.- La teoría del anillo

Esto es uno de los principios básicos de una relación que funciona. Y no, no no estamos refiriendo a que le cantes eso de ‘El anillo pa´cuando’ de Jennifer Lopez. Más bien nos referimos a que imagines dos anillos. ¿Los tienes en tu mente? Bien, pues ahora superpónlos uno encima del otro hasta la mitad, como si quisieras formular un infinito con ellos. Bien, ¡esa es la fórmula secreta de las relaciones exitosas!

Y si no entiendes nada, es normal, te explicamos. Esa figura que mentalmente formas con los dos anillos representaría lo que sois vosotros. Cada uno un anillo con un espacio individual, ¡y otro espacio compartido! Por eso tenéis que tener una vida en conjunto pero a la vez no dejar de lado las vidas que cada uno tenga con sus amigos, familiares e incluso en soledad. ¡El infinito que forman los anillos se convertirán en realidad!

2.- Ser, en primer lugar, mejores amigos

Para que una relación sea estable, antes de ser novios, hay que ser amigos. Y aunque esto suene muy típico, es algo muy importante. Porque tu pareja debe ser aquella persona a la que te apetezca recurrir siempre, cuando ocurra en tu vida algo positivo o negativo, ¡debe ser aquello que te complemente! Y eso solo se consigue formando una buena relación a la vez que un buen amor.

3.- Confianza ciega

Este punto es definitorio. Si no hay confianza, no hay relación. Eso es un hecho. Por eso debes cerrar los ojos y confiar en que tu pareja nunca haría nada que tú no hicieses, ¡por algo está contigo! En el caso de que salga mal, ya soldaremos tu corazón roto, pero para que salga bien, tienes que confiar ciegamente. ¡Igual que la otra persona en ti!

4.- Potencia el sentido del humor

Si te tomas todo con humor, el camino se os hará má fácil. No hay nada mejor que unas risas cuando las cosas se tuerzan, cuando haya un atisbo de discusión o simplemente porque sí. ¿Sabes que las personas tendemos un 80% a querer estar con aquellos que nos hacen reir? Porque potencian nuestra buena energía y felicida. Por eso es importante que os hagáis reir el uno al otro. ¡Con las carcajadas el amor del bueno está asegurado!

5.- Actúa hacia la otra persona como lo harías contigo mismo

Y por último, siempre actúa con la otra persona como lo harías contigo mismo. Esto hará que seas mucho más generoso siempre, ¡incluso a la hora de las críticas! Porque si a ti te perdonarías un defectito, ¿no lo vas a hacer con tu amor? Claramente si, solo tienes que acostumbrarte a pensar en esto antes de actuar.

Si sigues estos cinco consejos tu relación estará a prueba de bombas. ¡Prometido!