Flooxer Now » Girls Time

Bye bye

Enfados, celos, broncas... Di adiós a esa relación tóxica

Has oído hablar en numerosas ocasiones de las relaciones tóxicas pero, ¿cómo saber si te encuentras en una de ellas? Te damos las claves para identificarlas y deshacerte de este tipo de amor dañino.

Cuidado no te envenenes

Getty Cuidado no te envenenes

Publicidad

Tienes pareja desde hace tiempo pero a veces las cosas no van como desearías entre vosotros, ¡y no sabes si esto es normal! Bien, en una relación es común tener puntos de vista distintos y opiniones diferentes, pero hay ciertas líneas rojas que nunca hay que cruzar, porque en ese caso la relación pasa de ser sana a ser tóxica. ¿Cuáles son estos límites? Los que te exponemos a continuación.

1.- WhatsApp

Este es uno de los primeros puntos que desenmascaran una relación tóxica: el WhatsApp. En muchas ocasiones la pareja comienza a hacer un control de esta aplicación excesivo, vigilando constantemente los mensajes enviados y recibidos y revisando en el móvil de su pareja qué ha estado intercambiando en esta aplicación. Este comportamiento es aplicable a cualquier red social. ¡Tu móvil es tuyo y forma parte de tu intimidad, nadie debe controlarlo!

2.- Celos de todo el mundo

Otro punto que suelen tener en común las personas que conforman una relación tóxica es la inseguridad, y esta inseguridad conlleva celos enfermizos. No sólo por miedo a que le sean infiel sino por miedo de que la pareja tenga en su vida gente importante que no sea sólo su novio/a. Esto hará que tu pareja tenga envidia y celos de cualquier persona: amigos, compañeros de clase, de trabajo, desconocidos e, incluso, familiares. Es un síntoma común de las relaciones tóxicas. ¡Cuidado!

3.- Control de la ropa

El preguntarte por la ropa que llevas y necesitar permiso para llevarla no es ninguna buena señal, y mucho menos si su opinión es negativa sobre tu look y te lo hace saber o incluso cambiarlo. No dejes que nadie te diga lo que tienes que hacer, ¡y tampoco lo que te tienes que poner!

Celos
Celos | iStock

4.- Gritos o insultos

Vale que en las discusiones a veces decimos cosas que no queremos decir, pero los insultos o los gritos nunca están incluidos en la normalidad de una bronca. Si con tu pareja es común que vivas este tipo de situaciones y os gritáis e insultáis mutuamente a menudo cada vez que existe un punto de escisión, ojo, vuestra relación podría no ser sana.

5.- Manipulación

Otra característica común de las relaciones tóxicas es manipular, intentarnos llevar a la pareja a nuestro terreno y comerle la cabeza de tal manera que parezca que todo lo hace mal. Mucho cuidado con este comportamiento, puede ser realmente perjudicial para ti. Ante él, ponle freno cuanto antes.

Estas características son típicas de una relación tóxica, si te sientes identificada con al menos dos de ellas ten cuidado, ¡podrías estar viviendo una de estas relaciones y por tu bien deberías decirle adiós! Si en la relación con tu pareja llegas hasta límites que nunca creíste llegar, si te invade la culpa por algunos de tus comportamientos, si te hace sentir mal y si sientes que estás recibiendo un tratamiento que no es justo pide ayuda. Cualquiera estará encantado de echarte una mano para salir de ese huracán.

Publicidad