Flooxer Now » Girls Time

SEXO

Primera vez VS. primer orgasmo: ¿es normal que tarde en llegar?

¿Recuerdas cómo fue tu primera relación sexual? ¿Coincide con tu primer orgasmo? Lo más probable es que la respuesta sea no.

¿Es normal que el orgasmo tarde en llegar?

Foto de ROMAN ODINTSOV en Pexels ¿Es normal que el orgasmo tarde en llegar?

Cuando te enfrentas a tu primera experiencia sexual con otra persona, lo más frecuente es que estés nerviosa, te sientas torpe y que desconozcas tu cuerpo.

Y eso, sumado a la vergüenza e inseguridad (que se traducen en falta de comunicación), a la poca educación sexual con la que se nos ha formado y al coitocentrismo, hacen que no llegues al orgasmo.

Que pase de forma habitual no quiere decir que sea normal. El clítoris (órgano encargado de dar placer y responsable de los orgasmos) funciona perfectamente (siempre y cuando hayamos descartado problemas fisiológicos yendo al ginecólogo), sólo hay que aprender a tocarlo.

Por eso, se suele decir que el orgasmo tarda en llegar. Cuantas más relaciones sexuales tengas, más sabrás qué es lo que te gusta que te hagan y qué no, tendrás más confianza con tu pareja sexual y os compenetraréis mejor.

Le hemos preguntado a un grupo de 26 mujeres jóvenes para que nos cuenten su experiencia. El 84,6% no llegó al orgasmo en su primera relación sexual mientras que el 15,4% no está segura de sí lo hizo.

Orgasmo | iStock

¿Los motivos?

  • “Desconocimiento de mi misma y falta de esfuerzo por parte de la pareja sexual”
  • “Porque tenemos que conocer a nuestro cuerpo y eso se hace con la experiencia”
  • “Por malas pasadas de la cabeza”
  • “En general me cuesta relajarme, y más al pensar que algo me va a doler (y me dolió). Pasaba por un trastorno de alimentación en esa época que incrementaba la inseguridad”
  • “Porque no conocía mi cuerpo y en ese momento, al no haber tenido nunca relaciones, no sabía qué era lo que me gustaba y lo que había que hacer para llegar al orgasmo”
  • “Confianza y nervios”
  • “Por varios factores: la primera vez, el entorno…”
  • “El desconocimiento de lo que estaba haciendo. Mientras mi pareja (hombre) sabía lo que estaba haciendo yo tenía pocos referentes y apenas se hablaba con las amigas de ello, o si se hablaba todas lo desconocíamos”.
  • “Por desconocimiento de mi propio cuerpo y por falta de confianza y comunicación”
  • “Poco autoconocimiento, prejuicios y estar continuamente pensando en eso”

Orgasmo | iStock

  • “Porque éramos inexpertos y no lo hicimos bien”
  • “Por falta de comunicación y desconocimiento sobre educación sexual. Nervios, inseguridades…”
  • “Por la falta de educación sexual. No sabemos desde pequeña si lo que sentimos es bueno o malo, por lo tanto, tendemos a reprimirlo o no contarlo a los demás”
  • “Porque las primeras veces no sabíamos hacer nada”
  • “Porque los hombres no suelen saber cómo provocar un orgasmo”
  • “Era la primera vez de los dos y no estábamos muy experimentados”
  • “Por falta de comunicación”
  • “No me conocía ni yo misma”

Masturbación | iStock

La primera vez que las encuestadas lograron alcanzar el clímax, el 92,3 % se sintieron plenas, relajadas y disfrutaron. Mientras que 3,8 % se sintió estafada, no le parecía para tanto como se lo habían pintado y otro 3,8% se sintió tensa y, después, "sin más".

Una vez superada esa barrera del primer orgasmo, este no aparece en todas las relaciones. De las 26 encuestadas solo el 7,7% llega siempre mientras que el 15,4% nunca lo hace. El 34,6% llega casi siempre al orgasmo, el 30.8% depende de la situación y el 11, 5% casi nunca.

¿Por qué?

El 50% lo achaca a factores psicológicos (como el estrés o la falta de relajación), mientras que el resto añaden falta de implicación de la otra persona, falta de excitación, no saben el motivo, por falta de comunicación o por impedimentos físicos.

No te obsesiones con llegar al orgasmo. Lo mejor es que, una vez descartado cualquier posible problema físico, te informes sobre el tema, te relajes, te explores, te comuniques con tu pareja y que te diviertas. Seguro que te sorprendes con su llegada sin buscarlo. Y si necesitas una ayuda, siempre puedes recurrir a diferentes juguetes o al porno para excitarte.