Flooxer Now » LOL

Amor en App

5 formas de no parecer un loco en Tinder

Las aplicaciones para ligar siguen al alza en tiempos donde eso de salir a conocer gente ya no es lo habitual, y los perfiles raros dentro de esas plataformas se han multiplicado. Aquí te enseñamos qué cosas no tienes que poner.

Un ejemplo de foto que no deberías subir a Tinder

Pexels Un ejemplo de foto que no deberías subir a Tinder

Publicidad

¿Nos ha vuelto completamente locos el confinamiento? ¿Cuánto nos puede afectar un cambio tan severo en las costumbres? Son preguntas cuya respuesta dejamos a profesionales de la salud mental y que puede resultar aventurado contestar, pero desde luego echar un vistazo a las plataformas de ligue es un buen termómetro para ver las secuelas en la gente.

 

Parece que tanto tiempo en casa ha provocado que nos sintamos más solos que nunca (quién lo iba a decir), y Tinder ha sido la app más descargada -y una de las más utilizadas- durante los duros tiempos que nos ha tocado vivir.

 

Eso no se ha traducido para nada en que liguemos más, sino más bien al contrario. Sobre todo por un montón de perfiles, ya sean de chicos o de chicas, que invitan más bien poco a pasar tiempo con las ¿personas? que parecen estar detrás.

 

En realidad, los usuarios han pasado de buscar a la persona de sus sueños a cruzar los dedos para detectar a "alguien normal". Para no pasar automáticamente a la categoría de locos, hazte el favor de seguir estos consejos.

No te pases de gracioso

Las risas están muy bien y demuestran inteligencia, aunque un exceso de ingenio o humor dificilmente pillable siempre va a jugar en tu contra. Un ejemplo: no te pongas como foto de perfil un chuletón.

 

No te pases de sinceridad

¿Sabes el disco de Andrés Calamaro 'Honestidad Brutal'? Es lo que exhiben muchas personas que van a lo que van con un toque extra de mal gusto o incluso imbecilidad. ¿Dónde ha quedado el jugueteo? ¿No ves que es parte de la diversión?

 

Busca el equilibrio (mental)

La virtud está en el punto medio, y más a través de una red en la que las primeras impresiones lo son todo. En resumen: mide tus palabras porque te puedes cruzar con alguien que merezca la pena y que asustes con un desliz o una broma.

 

Tinder no es un supermercado

Conviene recordar que por muy impersonal que parezca todo el proceso a través de las apps, al final lo que haces es buscar compañía en momentos molones. Incluso los usuarios más dispuestos a quedar y dar el siguiente paso necesitan que se dore mínimamente la píldora, así que si vas demasiado al grano puedes acabar en un bloqueo como un piano de grande.

 

Acepta la derrota

La constancia es uno de los caminos más seguros hacia el éxito, pero cuando no te hacen ni caso lo mejor es rendirse. Y más en estos temas, porque dos o tres rechazos, por muy amables que sean, son como para retirarse con elegancia. El resto es suplicar.

Publicidad