Internet es maravilloso. "Obvio", dirás, lo que pasa es que tenemos que recordarlo a base de memes, cachondadas y chorradas varias que de vez en cuando nos alegran la existencia. Sin embargo, lo que te traemos hoy llega a un nivel de genialidad al que no estamos acostumbrados.

Te ponemos en contexto: talib.lyy -un usuario de TikTok con 70.000 seguidores- decidió hacer una versión muy personal de un vídeo que vio por la red musical. En el clip original, un chico con peinado imposible hace un lipdub de un temazo rap, y talib, incapaz de reproducir la cabellera de su modelo, se pone una escoba en la cabeza para simular el estilismo, tal que así:

Hasta ahí bien, ¿no? Uno de los millones de chistes visuales que se crean en TikTok y que pueden pasar sin pena ni gloria. Pero Twitter tenía otros planes para este vídeo...

Aprovechando que en la red social del pajarito se pueden encadenar las respuestas en hilos, un usuario decidió coger el vídeo de talib y hacer como que estaba sujetando una escoba sobre la cabeza del tiktokero, con este resultado:

El nuevo miembro de la familia tiktokera también tenía una escoba en la cabeza, así que otro usuario hizo montaje como si él la sujetara, mientras añadía otro tipo de escoba a la ecuación. La dinámica estaba clara: si te querías subir a este carro tenías que poner un objeto absurdo sobre tu cabeza y hacer como que sujetabas algo del vídeo anterior: Con la imaginación por bandera, los que fueron llegando al hilo de Twitter se encontraron con una locura de esas que solo puede suceder en redes sociales... El hilo todavía sigue completándose con más locos que han ido añadiendo objetos increíbles y que han causado, a juzgar por los comentarios, más de una indigestión por ataques de risa. Y eso que quizá no han visto la continuación...