Flooxer Now » LOL

¿El nuevo baile del verano?

La cacatúa que baila mejor que tú

Posiblemente el bailarín con más pluma del panorama mundial, las coreografías de Snowball han pasado de curiosidad internetera a objeto de estudio. Así fueron sus primeros pasos (guiño-guiño).

La cacatúa Snowball, en pleno baile

Irena Schulz/Bird Lovers Only La cacatúa Snowball, en pleno baile

Publicidad

¿Eres de esos que se quedan parados en un rincón de la discoteca con los brazos cruzados? ¿Sientes que tu cuerpo tiene menos ritmo que una gotera? Entonces mejor que te saltes esta noticia, porque demuestra que un pajarraco es capaz de bailar mejor que tú.

El ave en cuestión se llama Snowball, y a lo largo de un década ha pasado de ser una celebridad en internet a un caso de estudio. Su especie exacta es ‘Cacatúa galerita eleonora’ (no es broma), y su sentido del compás es mucho mejor que el tuyo.

Resulta que la facilidad del pájaro para mover el esqueleto ha llamado la atención de la comunidad científica. A Snowball nadie le ha enseñado a bailar, su gusto por la música es innato. Y aunque por la cresta podrías pensar que lo suyo es el punk, lo cierto es que es capaz de bailar pop, rock y cualquier sintonía que le mole (menos el trap, por ahí sí que no pasa).

 

Su propietaria, Irene Schultz, comenzó enseñando a la cacatúa su selección de música favorita, extraída principalmente de la década de los ochenta. Pero según iba poniendo mayor variedad, Snowball iba ampliando su repertorio de movimientos. Algo que le vendría muy bien a Carmina Barrios.

“Cuando oía una canción por primera vez, la primera mitad de la misma Snowball intentaba encontrar un baile que encajara”, cuenta Schulz en una entrevista. “Pero después de un rato, encuentra movimientos acompasados. Cuanta más música oye, más creativo se vuelve”. Justo lo contrario que le pasa a algunos humanos.

Durante el estudio al que le sometieron psicólogos de la universidad de Harvard, el pájaro prefirió en numerosas ocasiones sacrificar la sincronización de sus bailes por explorar nuevas formas de danzar. Traducido al lenguaje humano: es como ese abuelo típico de los vídeos de bodas que le da igual lo que piensen de él y se lanza a bailar de maneras tan divertidas como ridículas. Todo por el cachondeo.

Snowball nació en 1996, así que tiene una edad considerable pero lejos todavía de los 50 años de esperanza que se calcula para un animal de su especie. Si aprovecha bien lo que le queda por delante, no descartamos que verle marcando el ritmo en un videoclip de Rosalía. Hay factores naturales muy a su favor: ausencia completa de vergüenza, y pluma tampoco le falta.

Publicidad