Flooxer Now » LOL

Soledad en cuarentena

¿Un consolador de contrabando? El hilo viral de Twitter con récord de vergüenza ajena

Un joven andaluz de 20 años confiesa en redes sociales un surrealista y embarazoso momento tras ir de compras a un sex shop y estar a punto de ser cacheado por la policía, con un éxito arrollador en su manera de contar la historia. Piensa mal y acertarás.

¿Te puede meter un consolador en problemas?

Getty ¿Te puede meter un consolador en problemas?

Publicidad

El final del confinamiento tras la gigantesca crisis sanitaria no está siendo igual para todos. Hay gente que tiene a sus seres queridos todavía lejos, y personas que no pueden hacer la vida social a la que están acostumbradas, con lo que la solución a la soledad pasa por lugares poco habituales.

Es el caso de un tuitero que en la red se hace llamar Salvador, y que dice ser de Alhaurín de la Torre, cerca de Málaga. El caso es que ha sufrido, según sus palabras, mucha abstinencia sexual en la cuarentena: "estoy muy necesitada en tiempos de apocalipsis". Puesto que todavía sin poder verse con sus amigos pensó en otra solución.

 

Salvador es gay, aunque en su familia no lo saben, y decidió hacer una visita a la capital de provincia en busca de juguetes sexuales. Fue a un sex shop y se llevó un vibrador, y para no levantar las sospechas de sus padres decidió metérselo en los calzoncillos durante el camino de vuelta a su pueblo, que hacía en autobús. Mala idea.

 

La mala suerte quiso que precisamente en ese trayecto una patrulla de policía decidiera inspeccionar el pasaje. "Últimamente buscan droga en mi pueblo", explica Salva en su hilo. Y recuerda con cierto sonrojo los apuros de iba a pasar explicando su "paquete" si decidían cachearle.

 

No queda claro si por sus nervios o por la incomodidad del momento, el policía acaba fijándose en él, pidiéndole la documentación y preguntándole qué había hecho en Málaga. Él no tiene más remedio y contesta la verdad, con la cara de incredulidad del agente, que debió ser un poema.

 

No hay manera de saber si todo esto es verdad, aunque nadie niega que la historia es cachonda a más no poder. Y sobre todo con la manera que tiene Salvador de tomarse las cosas: "Pues nada un día más siendo un auténtico payaso, estoy acostumbrado, lo llevo con salud, no pasa nada". Sus 17.000 me gusta y 3.500 retuits no se los quita nadie, igual que la anécdota. Ahora, a disfrutarlo.

Publicidad