El mago de los globos (@FEZZIE_THE_MAGICIAN)

Este australiano se dedica en su cuenta de Instagram a subir vídeos de pinturas, espectáculos de magia y giros con globos, por esto último precisamente es por lo que sorprende. Este joven se dedica a hacer eventos en su página web y como indica en su cuenta de Instagram, con 28.863 seguidores, es ganador del premio de entretenimiento. Nunca se hubiera imaginado las innumerables figuras que este chico es capaz de hacer simplemente con globos. Alucinante.

La patata famosa (@la_vida_de_la_patata)

Este es uno de esos perfiles que te deja, como diría Lady Gaga con Poker Face, y es que ¿a quién se le ocurre documentar la vida de una patata? Con el factor de ser en una red social es incluso algo más impresionante. Como en su descripción indica, esta cuenta, sube cada día una foto de la misma patata hasta que se pudra.

La cara de la Barbie (@shavaunna)

El busto de la Barbie con diferentes escenarios, eso es esta cuenta. Con 18.939 seguidores esta cabeza con una especie de tentáculos posa sobre fondos tan diversos como una playa, una tostada (con la cara llena de tomate), sobre el césped, entre arena o en una bolsa de plástico. ¿Arte?

Influencer de moda (@omgliterallydead)

La protagonista de este perfil es, ni más ni menos, que un esqueleto. Este esqueleto que viste y actúa como una blogger sube fotos periódicamente haciendo lo que hace cualquier otra celebritie, subir fotos con ropa de moda, tomando el sol, desayunando, en el gimnasio y visitando diferentes lugares. Se trata literalmente de fotos cuidadas, como las de un instagramer, con la pequeña diferencia de que no está viva. Su creadora, que sale con la protagonista en alguna imagen es Danna Herlihey, una social media manager australiana. El esqueleto, o Skellie como es conocido, cuenta con 259.401 seguidores.

Maquillaje (@mimles)

Esta cuenta con 1.161.494 seguidores podría ser una cuenta más de maquillaje, pero no, es una auténtica pasada porque usa su arte para hacer maquillajes que son ilusiones ópticas, mayoritariamente en la cara, como numerosos ojos, pero también en otras partes del cuerpo simulando alimentos y diferentes cosas.