Flooxer Now » LOL

Quiere cambiar el futuro

Las desastrosas profecías de Ibai para 2020 (y una solución para 2021)

El mejor año en la vida de Ibai Llanos ha sido, al mismo tiempo, el peor momento de la historia reciente para la humanidad al completo. Por eso se ha atrevido a hacer una profecía sobre 2021, con el ánimo de que no se cumpla.

Ibai Llanos y ElRubius

LVP Ibai Llanos y ElRubius

Publicidad

La vida de Ibai ha experimentado un cambio tan grande que ni la teoría más loca de 2019 podría haber predicho dónde se encontraría a día de hoy. A punto de terminar el verano, se encuentra en la cresta de la ola influencer, son los famosos los que llaman a su puerta y hasta ha conseguido el perdón de Messi por su ridículo saludo a finales del año pasado.

 

Mirando su timeline de Twitter, las cosas se empezaron a torcer desde nochevieja, cuando juzgando el vestido de Cristina Pedroche adelantó que nos esperaban 12 meses increíbles. Y en eso sí que acertó.

 

Se da el hecho que vivimos en año bisiesto, y ya en los primeros compases de 2020 animaba a sus seguidores a que aprovecharan las 24 horas extra que íbamos a vivir en el calendario. Que iba a merecer la pena, decía.

 

Con su futuro todavía en el aire (porque renunció a su trabajo como caster de League of Legends), antes de poder anunciar su fichaje por G2 Esports bromeaba con que estaría al lado de Leo Messi como entrenador en el FC Barcelona. Y claro, hace unos días pasó lo que pasó...

 

Uno de los mayores piscinazos sucedió en febrero, poco antes del confinamiento. Fue cuando afirmaba que 2020 iba a ser "el mejor año de nuestras vidas", porque Andy y Lucas iban a sacar un videojuego. Como para recordárselo ahora.

 

Cuando la sombra de pandemia ya oscurecía el horizonte, Llanos se maravillaba de poder echar unas partidas con el Kun Agüero mientras se lamentaba del destino penitenciario de Ronaldinho. Pobre, todavía no sabía la que nos venía encima...

 

 

Según pasaban las semanas encerrados en casa, Ibai fue tomando consciencia de lo difícil que iba a ser este año. No iba a poder narrar los partidos de baloncesto en los Juegos Olímpicos, una de las sorpresas que tenía preparadas para sus seguidores, pero es que no iba ni a poder salir a cortarse el pelo. ¿Quizá de esa impotencia se acabó tiñiendo de rosa?

 

Lo que de verdad le falta a 2020 es una collab entre el padre de Ibai y Bad Bunny, una de sus otras profecías incumplidas. Lástima, si bien siempre le quedará el ¿orgullo? de haber protagonizado un sueño de Kiko Rivera.

 

Tanto se ha torcido el asunto, y tantas veces le han recordado que no ha acertado ni uno de sus bonitos deseos para este año, que ya ha empezado a enmendar lo que nos traerá el próximo número del calendario. Lo que sea para atraer la energía positiva.

 

¿Es Ibai el tipo más gafe de la historia de Twitter? ¿Es su última predicción un retrato fiable de lo que pasará cuando cambiemos de año? Sea lo que sea lo que traiga el futuro, esperamos que pueda narrarlo con su acertada manera de contar la actualidad. Otro asunto es que acierte.

Publicidad