Flooxer Now » LOL

Licenciado en cachondeo

El "Doctor Ibai Llanos" resuelve tus dudas sexuales

El influencer vasco abre un consultorio para que le cuentes tus problemas, si bien las recetas que manda siempre son la misma: tomarse las cosas con humor.

Ibai Llanos grabando para FIFA 20

Electronic Arts Ibai Llanos grabando para FIFA 20

Publicidad

Después de organizar un concurso de talentos, sonrojar a Messi o tener su propio tema de rap, pocas cosas le quedaban a Ibai por tocar dentro de Twitch. La nueva andadura profesional del vasco le está convirtiendo en un fenómeno que alimenta cada día, con streamings que sabes cuándo empiezan pero nunca cómo van a acabar.

Lo de ayer como una petición a sus espectadores para que le contaran qué tal les va la vida, y si tenían algún problema que se lo dijeran a él. "No hay nada que el Doctor Ibai no pueda solucionar", decía Ibai antes de saber de qué iban a ir los asuntos de sus seguidores.

Como en un programa de radio, el influencer dio paso a Juanito. No sabemos si su nombre es real, la misma duda que nos asalta con su problemilla: dice que le cuesta mantener relaciones sexuales por tener un miembro demasiado generoso. "Me han dicho los médicos que a mí lo que me hace falta es estimularme mentalmente", confiesa entre las carcajadas de Ibai.

 

Cuando explica que ha ido al urólogo (él lo llama de una manera más coloquial, por decirlo de alguna manera), la conexión se pierde y por unos momentos deja a Ibai con las ganas de saber más. Fue solo un susto, porque en breve volvió para seguir con las conclusiones finales de su problema. Básicamente son tres: tarda mucho en "estimularse", tarda mucho en llegar al orgasmo y el médico le ha recetado unas pastillas que "valen 100 euros la caja" y no puede permitírselas.

¿La solución de Ibai? Mutear su stream y bailar a todo volumen la canción de 'Cazafantasmas', para dejar patente que no se cree ni una palabra de Juanito. Una situación que puede levantar dudas entre los que pensaban compartir sus problemas, pero a los que no tienen ese dilema seguro que les anima a seguir viendo el consultorio. O cualquier otra cosa que se le ocurra a Ibai, que siempre es sinónimo de risas.

Publicidad