Flooxer Now » LOL

FIN DEL SUFRIMIENTO

EBAU: memes, anécdotas y fails enormes

A una semana para que terminen las pruebas de acceso a la universidad en toda España, los estudiantes ya han dejado constancia de las situaciones más surrealistas que les han sucedido estos días.

A algunos les ha ido mejor que a otros

Wayhomestudio / Freepik A algunos les ha ido mejor que a otros

Publicidad

Es lo que toca a estas alturas del año en redes: decenas de miles de estudiantes dejando constancia de su sufrimiento por el agobio -comprensible- de los exámenes que vienen en la 'temporada EBAU'. Un trámite obligado para acceder a la universidad desde hace décadas, pero ni con toda la previsión del mundo los nuevos aspirantes dejan de sorprender.

Que se lo digan a Sergi Vallejo, que extrañado por no tener compañeros de aula el día de su primer examen le escribió a su colega preguntando dónde se habían metido todos. "El insti está vacío", comentaba por una conversación de WhatsApp que se ha convertido en el prototipo de despistado: tenía que haber ido a la Complutense, en Madrid, en vez de a su centro de estudios.

 

Es el caso más sangrante de los cientos que se han viralizado en las últimas horas, pero no el único. Olvidarte los códigos de barras en el último momento o no saber dónde tienes el DNI es una desgracia que se repite todos los años, y no deja de sorprender que todavía haya deslices tan básicos.

 

En algunas provincias la suerte ya está echada (y además de manera literal), por lo que esta tarde puedes esperar un número infinito de celebraciones, mordidas de uñas y mini-infartos al comprobar las respuestas de los exámenes...

 

La actualidad estudiantil no ha pasado desapercibida para algunos youtubers. Nil Ojeda, por ejemplo, ha sacado punta a su canal secundario arrancando las risas de un montón de estudiantes, sacándoles incluso confesiones de que algunos de ellos habían copiado.

 

El meollo ha estado sin embargo en Twitter, la red social más criticona con diferencia y la más capaz de afilar el ingenio. Y ha sido tanto de los que han pasado el trámite estos días como de los veteranos acordándose del mal trago que supuso la selectividad...

 

Los que ya han terminado miran con más ilusión a sus vacaciones que a sus notas, y los que todavía no se han examinado tienen el pulsómetro gastando batería a todo trapo. Es lo que toca cada junio desde tiempos inmemoriales, y casi sin importar si ha ido bien o ha ido mal, después de los exámenes siempre llega un fiestote importante. Que así sea otra vez en 2021 (aunque solo sea por los memes).

 

Publicidad