Para mantenerse en la cima no vale con repetirse una y otra vez: hay que sorprender a la audiencia. Lo sabe bien ElRubius, que lleva cerca de diez años creando contenido alrededor de videojuegos, memes y ocurrencias varias. Hasta ayer, lo más cerca que le habíamos visto de unos animales de granja fue con el vídeo de “Pato, no seas malo”, donde jugaba a finales del año pasado a un divertido simulador de, ehm, gansos.

 

Quizá inspirado por aquella experiencia, ayer decidió pasar de las simulaciones al mundo real. Durante un directo, hace unos días, un seguidor le dijo que existía una página en Twitch desde se puede dar de comer a todo tipo de animales, y que lleva meses siendo un éxito dentro de esa plataforma.

 

Se llama OurChickenLife, y está emitiendo desde una granja de Indiana (EE.UU.) 24 horas al día. Todo es idea de Spence y Erica Hopkins, un par de amantes de los animales que han llenado de cámaras sus cuadras, gallineros y hasta los estanques para seguir el día a día de sus peludos habitantes.

 

Entusiasmado por la idea, Rubius se reservó 500 euros para repartir entre las diferentes zonas del rancho americano. “No sé, imagínate que llega algún loco como yo y dona 10.000 bits… ¡los mato de obesidad!”, dice en un momento del vídeo preocupado por la integridad de los bichos. En realidad es una situación que no podría suceder, ya que según explican los responsables de la finca si hay un exceso de donaciones se acumulan para soltar la comida en otro momento.

 

Aun así, decide gastarse 10.000 bits (moneda de Twitch, equivalentes a 177 euros) en una sola ración de comida para los patos, adentrándose después en los territorios de las ovejas y gallinas. A estas últimas les da la friolera de 300 euros. ¡Todo sea por los animales! Aunque nos da que con ese dinero tienen para comer 10 gallinas durante un año.

Desde Flooxer Now hacemos un llamamiento a Miquel Montoro, el niño payés, para que arranque una iniciativa como esta en su Mallorca natal. Seguro que le iba muy bien, y más si él aparece en los streams de vez en cuando.