A veces en Twitter, esa red social que se pasa el día enfadada, pasan cosas bonitas y convierte en viral peticiones de trabajo, búsqueda de donantes o causas que merecen apoyo incondicional.

Cristina Megachix, como se la conoce por estos lares, acudió a la red social del pajarito para pedir ayuda. A su hijo Jon le encanta pintarse las uñas pero le da miedo ir al cole con esmalte porque sus compañeros le han dicho que eso es algo que hacen las chicas:

“Querido twitter. A Jon le encanta pintarse las uñas, pero en el cole han empezado a decirle que eso es de chicas. Él sabe que eso es una tontería pero aún así le da miedo y me gustaría que todes les que queráis, nos enviéis fotos y vídeos de vuestras uñas pintadas y le déis vuestra opinión”.

Quizá Cristina lanzó la pregunta al aire como cualquier otra madre preocupada, pensando que seguramente le contestaría alguno de sus menos de mil seguidores. Sin embargo, probablemente lo que no se esperaba es que ese simple tweet tuviera tantísima repercusión: más de 5.000 retweets, más de 30.000 me gustas y casi 1.500 respuestas.

Twitter se ha volcado con el pequeño Dani para demostrarle que pintarse las uñas no sólo es cosa de chicas. Cientos de chicos de todas las edades han querido compartir con él las fotos de sus uñas para transmitirle todo su apoyo y darle ánimos para seguir haciendo lo que le guste sin importar lo que los demás piensen.

 

 

 

 

 

 

 

Otros también han querido ponerle ejemplos de hombres famosos que se pintan las uñas como Bad Bunny, Harry Styles, Darren Criss, Johnny Depp o Steven Tyler:

 

 

 

Tanta repercusión ha hecho que esta madre de Logroño se sienta abrumada:

“Me van a explotar las notificaciones, pero eso es solo porque sois un amor. De nuevo muchísimas gracias. Estoy viendo uñas y maquillajes para todos los gustos, y además de ser todo lo bonito veo una cantidad de talentazo por ahí impresionante!!!”

 

Los mensajes han llegado hasta el pequeño haciendo que recupere la ilusión: "Se siente valiente y validado y se ha ido al cole más feliz que una perdíz".