Hace casi dos meses, Ibai se lamentaba en sus redes de no haber podido ver Eurovision por la tele. El concurso europeo, uno de los más antiguos del mundo, se ha ganado una fama de casposillo pero aun así sigue teniendo tirón en las redes, porque no dejan de participar cantantes serios y otros mucho menos serios.

El caso es que lanzó una pregunta a sus seguidores, que ha respondido este finde con una retransmisión entre espectacular por participación y cutre porque... bueno, porque por un lado es marca de la casa y por otro porque en realidad ese estilo le pega a esta competición.

 

El certamen se ha alargado durante varias semanas, donde los participantes ha podido ir subiendo sus aportaciones a diferentes redes sociales en busca del aprecio del público pero sobre todo del exigente jurado. Lo de "exigente" es un decir...

 

Más allá de la puesta en escena, en la que apostaron todo a la naturalidad y el guion era inexistente, el evento contó con la presencia de cantantes de moda para darle un nivel entre serio y cachondo al asunto. Por ejemplo, Omar Montes con un curioso mensaje: "Di no a las drogas y sí a mis besos".

 

Lo cierto es que el nivel de algunos participantes fue extraordinario, con videoclips caseros pero currados. Bejo estaría orgulloso de Aitor Menta, un trapero directo al grano con una puesta en escena que recuerda a los Bizarrap del canario.

 

También hubo hueco para temas de estilo rock moderno con toque electrónico, rollo Beck o Gorillaz, que llegó de mano de Cepa. Su videoclip también mola mucho, por cierto.

 

Como ganador solo podía haber uno, el jurado se decantó por Paola Pinar, una aragonesa que representaba a su región y que grabará un single y videoclip original con Sony. Su tema se llama 'La Noche de San Juan', y suena a la mejor Oreja de Van Gogh, superando de largo las 100.000 reproducciones en YouTube y Spotify.

 

Como Ibai logre que Paola se convierta en estrella, poco más le va a quedar por conseguir este 2020 espectacular en su vida. Estaremos atentos, mientras él sigue con sus divertidas cagadillas...