Flooxer Now » LOL

¿TAMBIÉN SEÑORITA PURI?

Otra influencer japonesa se destapa como un hombre travestido

La creadora de contenido Mune nike Chiharu se une al caso de la 'impostora' Azusa Gakuyuki, un cambio de género inesperado que podría revelar también una famosa tuitera española.

Una imagen del impostor con un pecho falso

@MunenikuChiharu / Twitter Una imagen del impostor con un pecho falso

La excusa que puso Azusa Gakuyuki para hacerse pasar por una experta motera en redes sociales es que “nadie quiere ver a un tío” en su país de origen. Había engañado a 25.000 seguidores en pocas semanas modificando su apariencia con Faceapp, algo que curiosamente no le ha hecho perder público después de que reconociera la verdad.

 

El autor de aquel trolleo sigue subiendo contenido caracterizado de jovencita, pese a ser un japonés de 50 años, una situación que parece haber inspirado a otra influencer emergente para dar la cara.

Hablamos ahora de Mune niku Chiharu, una aspirante a celebridad de las redes que había acumulado 20.000 seguidores en apenas un mes y cinco vídeos. Su nick se traduce literalmente como “Carne de Chiharu”, y cumplía -a priori- con la insinuación de enseñar carne.

Su primer vídeo tiene casi 200.000 visitas, y era ella paseando con una cámara que apuntaba a su generoso pecho. Las cursivas vienen porque ni se trata de una mujer, ni los pechos son reales.

 

Así lo ha desvelado en sus últimos vídeos, donde explica con detalle cómo conseguir una apariencia femenina: pelucas, mascarilla, maquillaje, prótesis… y todo porque quería ser famosete. “Sabiendo que a las chicas atractivas les es más fácil atraer a la audiencia, me animé”.

 

Aunque parecen cosas de otro mundo y que nos pillan muy lejanas, ha comenzado a circular el rumor de que en España podriamos tener un escándalo similar. Se trata de la Señorita Puri, tuitera, bloguera y escritora cuyo género se ha puesto en duda en las últimas horas.

 

Ha sido después de que usuarios recuperaran una entrevista de 2015 en una entrega de premios, a la que acudió el escritor Sergio Azcona en representación de la tuitera galardonada. La respuesta de Puri ha sido suspender su cuenta, borrar el contenido propio y colgar unos enigmáticos mensajes, incluyendo las fechas de su primer tuit y la del último.