Flooxer Now » LOL

"NO QUIERO DECIR NI CUÁNTOS"

Jamie Lynn Spears (hermana de Britney) culpa a Elon Musk de la muerte de sus gatos

Después se ha retractado pero su petición al hombre más rico del mundo no es tan descabellada.

Jamie Lynn Spears

Getty Images Jamie Lynn Spears

Publicidad

Jamie Lynn Spears ha revolucionado las redes sociales con unas sorprendentes declaraciones en las que culpa a Tesla y a Elon Musk de la muerte de sus gatos. La cantante y actriz de 'Zoey 101' ha explicado que ha perdido a numerosos felinos por culpa del poco ruido que emiten los coches eléctricos fabricados por esta compañía.

"Sé que ahora mismo hay problemas mayores de los que preocuparse en el mundo, pero alguien le tiene que decir a Elon Musk que Tesla es un secreto asesino de gatos, y es un problema que se tiene que arreglar. Ahora hemos perdido, no quiero deciros cuántos gatos, porque no escuchan el arranque del Tesla (TSLA) y ocurren cosas desafortunadas y es realmente devastador y trágico para todos los involucrados", ha explicado la hermana de Britney Spears a través de Instagram.

Jamie Lynn no sólo le ha pedido a Elon Musk, que acaba de convertirse en el hombre más rico del mundo por delante de Bill Gates, un par de nuevos gatitos para solucionar el asunto, sino que hasta le ha sugerido una modificación en sus vehículos. La pequeña de las Spears le sugiere que añada un ruido que moleste a estos felinos para evitar que esto continúe ocurriendo.

 

Las redes sociales han criticado duramente a la actriz por estos comentarios, ya que los consideran fuera de lugar y opinan que la culpa es de Spears, por lo que le sugieren que tenga más cuidado con sus mascotas y sea más cuidadosa a la hora de conducir.

Ante tales críticas, Jamie Lynn ha reculado y ha explicado que ella no ha atropellado a ningún gatito y que su intención no era culpar ni Elon Musk ni a Tesla.

Sin embargo, las sugerencias de la joven no son tan descabelladas. En 2019 entró en vigor una normativa en la Unión Europea que obliga a estos vehículos (ya sean eléctricos o híbridos) a incluir un sistema de aviso acústico (SAAV). Se activa cuando el coche circula a menos de 20 km/h o da marcha atrás. Y es que estos coches también suponen un peligro para aquellas personas con discapacidad visual.

Publicidad