Flooxer Now » LOL

Pisos de estudiantes

Jugando a ser Dios: las asquerosas consecuencias de olvidar cosas en el frigo

Si has vuelto a casa de las vacaciones y te has encontrado ecosistemas en el frigo, no estás solo. Este hilo de Twitter recopila algunas de las creaciones más asquerosas que se pueden dar en los pisos de estudiantes. Advertencia: verlo es tan desagradable como adictivo.

Publicidad

A veces creamos nuestro propio Frankenstein sin quererlo. Como en ese capítulo de los Simpson en el que Lisa crea un universo entero a partir de una muela sumergida en refresco de cola y, accidentalmente, sufre una descarga eléctrica de su hermano Bart. Suele ser algo normal a la vuelta de las vacaciones y más en los pisos de estudiantes, porque los jóvenes vivimos con la cabeza en otras cosas y no pensamos si hemos cerrado la llave del gas o en si quedaban restos de basura en el fondo del cubo.

Y cuando volvemos otra vez a vivir por nosotros mismos, desprotegidos del amparo de nuestros padres, tenemos que enfrentarnos a las terribles y desagradables consecuencias como, por ejemplo, entrar a la cocina con mascarilla para no vomitar por el hedor a muerto. O con guantes, porque a las frutas y verduras les ha crecido una melena digna de Rapunzel que cuelga por las baldas del frigorífico.

 

El usuario de Twitter @kansaita_ pedía a sus más de 33.000 seguidores hacer un”hilo de vida creada en pisos de estudiantes”. Para iniciarlo aportaba la primera prueba gráfica: una alfombra de pelo negro, que en otra vida había sido un boniato olvidado en el microondas, sobre un plato y una cuchara, o eso dice, porque podría tratarse de cualquier cosa.

El resto de los tuiteros no han tardado en sumarse subiendo fotos de lo más asquerosas. En el vídeo podrás ver algunas de las más fascinantes y no aptas para todos los estómagos. Hasta hay quienes se han volcado en averiguar qué eran en realidad estas misteriosas “caquitas que tiraba el perro de la Barbie”. Al parecer, esas bolitas alargadas con forma de “chocokrispies” son crisálidas de mosca. Puag...

Publicidad