Ir a comprar al supermercado en cuarentena es un deporte de riesgo. Y si no que se lo digan a todos los personajes que se han convertido en meme por ponerse outfits que más bien parecen de extraterrestre.

A la hora de ir al súper, hay que estar pendientes de todo para evitar el contagio: que no se nos caiga la mascarilla; que si, a pesar de llevar guantes, tenemos que evitar tocarnos la cara; que no nos encontremos con nadie conocido que se nos ponga a dar charla; que si hay que guardar la distancia de seguridad en la cola para pagar... Miles de cosas que hemos tenido que incorporar a nuestra rutina diaria antes de volver a casa corriendo para refugiarnos.

En una de estas excursiones al exterior, la madre de este tuitero se ha llevado a casa algo que no le pertenecía. Y no, no se trata de la compra del siguiente cliente ni del anterior. "Mi madre ha ido a comprar y con las prisas de meter las cosas en la bolsa se ha metido el datáfono del súper y se lo ha traído a casa. Se acaba de dar cuenta", ha contado el usuario @pcasin97_ que en seguida se ha vuelto viral al contar este loco suceso.

 

@pcasin97_ ha adjuntado una prueba del 'delito' y ha relatado que su madre tuvo que pagar en efectivo ya que la cajera no era capaz de encontrar el datáfono (cómo se iba a imaginar que se encontraba dentro de la compra de la clienta): "Y la chica buscándolo y no lo encontraban total que he tenido que pagar en efectivo porque se ha formado mucha cola” la simulación"

 

Este tuitero, cuya anécdota ya supera los más de 46.000 me gustas, ha comunicado al supermercado en cuestión que su madre ya ha devuelto el aparato y que lo siente mucho.

No han tardado en llegar algunas parodias y respuestas de lo más divertidas donde las madres de los tuiteros echan en sus bolsas de la compra cosas de lo más surrealistas: desde carritos o cajeras hasta personajes como Ru Paul.