Flooxer Now » LOL

"Pon voz a tu felino"

MeowTalk, la app con la que quieren que te entiendas con tu gato

Un ingeniero de trabajó para el asistente de voz de Amazon ha desarrollado una app que pretende traducir los maullidos. A más de un youtuber le vendría genial.

Rubius es más de gatos que de perros

ElRubiusOMG / YouTube Rubius es más de gatos que de perros

Publicidad

Cualquiera que tenga un gato lo sabe: son animales que hacen y dicen lo que les da la gana. Algunos de ellos son más callados, otros se comunican con susurros y hay otro grupo de gritones que no dejan de reclamar atención ni a altas horas de la madrugada.

A diferencia de sus –no nos engañemos– sirvientes humanos, los felinos no tienen un lenguaje propio y rara vez se dicen miau unos a otros. Pero cuando se comunican con sus dueños sí tienen un fin que, en muchas ocasiones, solo conocen ellos.

O al menos eso pasaba hasta ahora, porque una app recién estrenada quiere romper la barrera del idioma felino. Se llama MeowTalk, y aunque está en periodo de pruebas promete solucionar las disputas entre Rubius, Wilson y Raspy.

 

Disponible en una versión prototipo, en estos momentos cuenta con 13 frases que van desde “échame comida” al “déjame en paz”, pasando por el siempre reconocible “te quiero” gatuno.

Como cada gato tiene su propia manera de expresar esos sentimientos, la app invita a los usuarios a que graben sonidos del gato para que la inteligencia artificial que gestiona el programa aprenda a diferenciar los significados de cada sonido. A Dalas Review, otro amante de estos peludos seres, le vendría muy bien para que se entendiera con los otros habitantes de su casa...

 

Poniendo traducciones aproximadas (porque seguro que los dueños saben cuándo su mascota está pidiendo comida o se muestra enfadado), la base de datos de sonidos se va enriqueciendo. Ahora mismo lleva más de 100.000 descargas, y muy buena puntuación de los usuarios.

MeowTalk advierte en sus menús que la traducción es limitada, y que en muchas ocasiones depende de lo que los usuarios interpreten a partir de un maullido. Es decir: la base de datos está hecha a partir de suposiciones. Habría que ver el uso que le daba Auronplay, aunque mucho nos tememos que la mayoría de respuestas iban a ser "déjame en paz".

 

El desarrollador de todo esto se llama Javier Fernández, es un ingeniero que estuvo involucrado en la creación de Alexa y asegura que el objetivo final es crear un collar capaz de entender instantáneamente lo que diga el animal. Lo que no va a quitarles nadie es que sigan haciendo y diciendo lo que les da la gana.

Publicidad