Flooxer Now » LOL

NO HAY MAL QUE POR BIEN NO VENGA

La multa de Ibai Llanos por saltarse la dieta que beneficia a sus seguidores

Al caster le están poniendo difícil seguir la dieta a rajatabla, sin embargo, sus seguidores pueden sacar provecho de sus momentos de debilidad.

Publicidad

Perdónalo padre porque ha pecado. Un minuto de silencio, señores, porque Ibai Llanos se ha saltado (otra vez) la dieta. El streamer se está encontrando con muchas piedras en el camino que le dificultan cumplir con el régimen que se ha impuesto.

Después de muchos intentos, el vasco de 24 años decidió a principios de verano contar con un entrenador físico y un nutricionista para conseguir bajar de peso. Ibai ha hablado en más de una ocasión sobre su sobrepeso, algo que siempre se ha tomado con humor pero que quiere cambiar.

 

El problema es decirle 'no' a la comida, algo para lo que se necesita mucha fuerza de voluntad y apoyo. Porque, claro, di tú que no a unas patatas fritas con queso y bacon derretido, un donut de chocolate o un buen solomillo cuando tus compañeros de piso tienen barra libre de estos platos. Reven, que comenzó la dieta con él, le ha fallado en alguna que otra ocasión.

 

Caer en la tentación es fácil y más cuando sales fuera. Con la visita de Werlyb, los creadores de contenido de G2 están saliendo casi todas las noches a cenar, una situación que ha hecho que Ibai Llanos vuelva a saltarse la dieta. El streamer llevaba varios días soñando en voz alta (es decir, plasmando sus pensamientos en Twitter) con comida y no ha podido resistirse con la tarta de queso.

 

Un acto 'delictivo' que beneficia a sus seguidores, y es que cada vez que Llanos se salta la dieta debe regalarle 50 euros a alguno de sus casi dos millones de seguidores: "Ya pagué mi última deuda y debo ser honesto con el público. Ayer me salté la dieta. Me están incitando a cenar fuera y debo pagar mi multa por mis pecados. 50 euros para uno que interactúe con este tuit. Se los doy mañana mismo. Pido perdón a la afición, son días difíciles".

 

Publicidad