Flooxer Now » LOL

¿Te pone cachondo?

Nussy: el fenómeno viral de los que se excitan con las PCR

Lo hemos comprobado y no se trata de una inocentada, sino de un fetichismo muy particular de la época en la que vivimos. Ver para creer.

laSexta Noticias 14:00 (12-11-20) BOE: La lista de países a los que España exige una prueba PCR como requisito de entrada

Atresplayer.com laSexta Noticias 14:00 (12-11-20) BOE: La lista de países a los que España exige una prueba PCR como requisito de entrada

Publicidad

Una de las mejores noticias que nos ha llegado en las últimas semanas es que por fin se están empezando a administrar vacunas para el coronavirus por todo el mundo. La mala noticia es que todavía nos queda mucho por delante para superar la pandemia. Y una noticia ni buena ni mala, solo rara, es que hay gente que echará de menos las pruebas PCR.

Resulta que hay un movimiento difícil de clasificar que tiene (te lo creas o no) tintes sexuales, que se está dando a conocer como 'Nussy'. Es una mezcla entre las palabras inglesas nose (nariz) y pussy (ehm, coño, por no andarnos con rodeos). Es un término derivado de 'Bussy', que en la comunidad LGTB -especialmente la norteamericana- hace referencia al ano.

 

El caso es que hay un montón de gente que confiesa en redes sociales haber descubierto, con la a priori agresiva forma de testar nuestras vías nasales, que les pone cachondísimos eso de tener un palitroque explorando zonas tan peculiares.

 

Cualquiera que haya pasado por el trámite de "la toma de un exudado nasofaríngeo realizado con una torunda" sabe que no es una experiencia agradable, si bien después de todo hay fetichismos sexuales que tienen mucha relación con el dolor. Los testimonios asegurando que esta prueba les produce placer no son un número insignificante, ni mucho menos.

 

"Es como cuando tomas algo muy picante y después se te pasa, con el alivio que te queda luego", dicen algunos. Otros comentarios van más allá y aseguran que se sienten "infieles" a sus parejas cuando el personal sanitario les acaricia su nussy. Y luego están aquellos que desean con todas sus fuerzas hacerse otro PCR.

 

Con todo, el de los nussies no es el peor fetichismo ni el más peligroso del que personalmente haya oído hablar. Quizá influya eso de que ahora mismo nos veamos con menos gente, y que alguien vestido con batas médicas se nos acerque tanto y toque lugares inexplorados, tenga un efecto seductor.

 

En caso de que te veas en esa situación de gustirrinín inexplicable, al menos ten en cuenta que este no es el mejor momento para andar con fetiches de ese tipo. Y recuerda que meterte cosas por sitios que no están acostumbrados al contacto exterior tampoco es una idea recomendable. Porsiaca, cuidadín.

Publicidad