La cuarentena está poniendo a prueba la salud mental de más de la mitad de la población del planeta. Obligados a mantenernos en casa para no empeorar la situación sanitaria, para millones de personas las redes sociales están siendo una escapatoria muy socorrida. Y dentro de todas las que hay, TikTok siempre se lleva la palma del cachondeo.

Después del reto de los 10 toques al papel higiénico o el de sorprender a tu pareja yendo por la casa como Dios te trajo al mundo, la plataforma ha rizado el rizo con el #PillowChallenge. Es un desafío para que los usuarios saquen su lado más sensual vistiendo una almohada. Ya está, sin bailes, sin cancioncita ni haciéndolo acompañado si no quieres.

Se trata de un reto perfecto para todos aquellos que son (que somos) malos bailando, cocinando o haciendo manualidades, y el éxito ha sido rotundo. No sabemos si porque hay mucha gente por ahí sin habilidades especiales o porque este reto es bastante cómico como para atraer a aquellos que normalmente no se atreverían. Apostamos por lo último, sobre todo después de ver algunos conjuntitos…

 

 

Instagram localiza al menos 200.000 etiquetas de #PillowChallenge, y en TikTok se cuentan por millones, repartidos por todos los territorios del mundo. Porque las costumbres pueden ser muy diferentes entre los países, pero casi cualquier ser humano tiene una almohada cerca.

 

Las normas del reto son ligeritas, ya que si prefieres esconder tu cuerpo lozano detrás de unas sábanas también está permitido. Así como usar varios elementos, aparecer acompañado o cambiar el nivel de intensidad en tu pose. Lo único importante es intentar parecer sexy.

Una de las mejores cosas que tiene TikTok es que nunca sabes por dónde va a salir la red social. Lo que empezó con musiquita ha evolucionado a un lenguaje mucho más universal: el del buen humor. Justo de lo que más necesitamos en tiempos como los que nos ha tocado vivir.