Flooxer Now » LOL

COSAS DE RICOS

Un rapero se incrusta en la frente un diamante rosa valorado en más de 20 millones de dólares

Los memes lo comparan con Visión, el superhéroe de Los Vengadores. Esperamos que el rapero no tenga el mismo trágico desenlace.

Lil Uzi Vert antes de ponerse el diamante

@liluzivert | Instagram Lil Uzi Vert antes de ponerse el diamante

Publicidad

El rapero estadounidense Lil Uzi Vert, de 26 años, ha sorprendido a sus más de 13 millones de seguidores con su última extravagancia. No se trata de un coche de lujo, una mansión ni un avión privado, sino de una joya.

No se trata de una joya cualquiera sino de un diamante rosa (natural, es decir, que no ha sido fabricado en laboratorio) valorado en 24 millones de dólares. Si la friolera cifra te ha impactado espera a ver dónde ha decidido el cantante colocarse esta piedra preciosa.

Symere Woods​, que es como se llama en realidad Lil Uzi Vert, ha decidido incrustarse el diamante nada más y nada menos que en la frente para llevarlo siempre consigo. Hay raperos que se ponen los dientes de oro y Uzi Vert ha decidido ir un paso más allá apostando por un gigantesto pedrusco.

Si ya le dolió a Cardi B ponerse piercings en la zona del esternón, no queremos ni imaginarnos cuánto ha tenido que sufrir el rapero al abrirse un boquete en la cabeza para introducir el diamante rosa. Él mismo ha reconocido en una fotografía que ha publicado en Instagram mostrando el resultado que la "belleza duele".

El rapero ha confesado en Twitter que conseguir este diamante le ha costado mucho tiempo. Y es se lo está pagando a plazos al joyero de los raperos, Elliot Eliantte, desde el año 2017: "Esta piedra es tan cara que llevo pagando por ella desde 2017. Es el primer diamante rosa que vi en mi vida".

 

Las redes sociales no han dado crédito a la ocurrencia del rapero y han comenzado a crear memes comparándolo con Visión, el superhéroe de Los Vengadores que esconde la gema en su frente. Este muere una vez que se la arrancan y ya hay hasta quienes advierten al músico que se ande con ojo no vaya a ser que alguien se lo quiera robar y termine teniendo el mismo trágico desenlace.

 

 

 

Publicidad