Flooxer Now » LOL

¿Salir a correr...?

Recorridos runner con forma de pene: lo último en entrenamientos virales

Una atrevida deportista sale a correr planificando sus paseos como si fueran penes gigantescos dibujados por GPS. Le falta decir que 'se lo pasa teta'.

Una runner consulta su aplicación móvil

Pexels Una runner consulta su aplicación móvil

Publicidad

Hay un libro muy famoso que se llama “De qué hablo cuando hablo de correr”, donde el autor, Haruki Murakami, habla de manera muy bonita de exactamente lo que dice el título. Si Dick_Run_Claire tuviera que escribir un libro parecido, debería obligarse a incluir los recorridos que publica en Instagram.

La runner más cachonda de la que tenemos noticia es una aficionada al deporte estadounidense que se ha hecho famosilla en redes gracias a sus picantes recorridos. Nadie que la viera correr por la calle sospecharía casi nada, pero un seguimiento aéreo o por GPS de su recorrido desvelaría su sexy secreto.

Claire, básicamente, se dedica a dibujar penes gigantes mientras corre. Cuando decimos gigantes, son genitales masculinos que superan de largo los 22 kilómetros en muchas ocasiones, y nunca menos de 3. Y lo hace sin que nadie que no tenga Instagram se entere.

Ya solo el nombre de su cuenta (Dick Run significa más o menos “carrera pilila”) y su bio en la red social (donde se describe como una “entusiasta de la cerveza con problemas de dick-running”) nos hacemos a la idea de que esta curiosa obsesión de normal tiene poco. Y de cachondo mucho.

Para que no la acusen precisamente de estar obsesionada con los falos, se atreve con vaginas, espermatozoides o imágenes de masturbaciones, que consigue planificando antes de cada entrenamiento qué calles tiene que correr para dibujar, con seguimiento por satélite, sus imágenes “indecentes”. O eso dice ella.

Nos interesaria mucho leer un ensayo suyo al estilo de Murakami, el famoso autor que mencionábamos al principio y que por aquel texto estuvo nominado al premio Nobel de literatura. Mucho nos tememos que Claire no aspira a tanto y que más bien preferirá seguir siendo una gamberra.

¿Quién sabe? Lo mismo patenta un sistema de entrenamiento basado en este método, y acaba haciendo fortuna con una chorrada tan grande que sale en muchos mapas. Cosas peores hemos visto.

Publicidad