El acento de Rosalía nunca ha estado exento de polémica. Algunos se preguntan por qué la cantante catalana canta en sus canciones con dejes típicos de Andalucía y vocabulario propio de la raza gitana. Mientras unos la acusan de apropiación cultural, para otros si no adquiriera ese acento, el flamenco que tanto ha popularizado no les sonaría igual.

Las críticas no acaban aquí: también hay quienes se quejan de que la cantante no vocaliza, lo que hace que sean incapaces de comprender sus letras aun siendo hispanohablantes (¿habrá decidido poner subtítulos en su último videoclip por ese motivo?).

Y no iba a ser menos el tema del inglés. La cantante ha demostrado en más de una ocasión que sabe defenderse en el idioma de Shakespeare. Un ejemplo perfecto de ello es el discurso de agradecimiento que dio en los premios GRAMMY tras recibir su primera estatuilla dorada por su disco ‘El Mal Querer’ y en el que dejó a todo el mundo con la boca abierta por intercalar sin problema tres idiomas diferentes: el español, el inglés y el catalán.

Sin embargo, su acento no llega a ser del todo “correcto”, es decir, que no es nativa y se nota que es una española hablando en inglés.

La polémica viene ahora por un extraño acento que le ha salido a la cantante en una entrevista que ha concedido durante el photocall de los premios GRAMMY. Rosalía era preguntada sobre su colaboración con Billie Eilish y esta era su respuesta: “Tiene que salir ya este año, ¿no Billie? Yo creo que ya debemos de sacarla este año, tenemos que terminar la canción y ya salir, que salga”.

 

No sabemos si se debe al popurrí de idiomas y de acentos latinos que tiene que estar gestionando en su visita a Los Ángeles o a que no se escuchaba bien a sí misma por el ruido que había de fondo, pero el soniquete con el que le ha salido ha provocado críticas de todo tipo.

 

 

A muchos les ha recordado a los crayones rojos de Beatriz Luengo.