Por poco que te muevas en Twitter, seguro que has visto alguna vez eso de "Un saludo a Pablo Sobrado". Es la frase hecha meme más misteriosa de los últimos años en esta red social, y hasta Iker Casillas se preguntaba quién demonios se escondía tras ese nombre.

 

Da igual el tema, la actualidad de la noticia o el autor de un tuit: siempre habrá alguien mandando saludos al tal Pablo. Es casi la definición de full random, una manera de ridiculizar un contenido o señalar que es mismo post tiene posibilidades de convertirse en viral. ¿Quién decide si esto sucede o no? Pues el azar, como siempre, algo que acompaña a Pablo Sobrado desde sus orígenes en la red.

 

Todo viene de la cuenta @PabloSobrado7, un usuario que ha ganado fama (y 83.200 seguidores) gracias a sus retuits. Entre absurdo y descacharrante, los post que decide republicar en su perfil son de lo más aleatorio, y solo tienen una cosa en común: siempre graciosos y sacados de contexto. Ha tenido que llegar Ibai Llanos con su programa para que averiguásemos de dónde viene todo, y la historia no es como muchos esperaban...

 

En 'Hoy no se sale', Sobrado explicaba que todo le llegó de forma natural, a partir de una broma de particulares que se convirtió en una broma medio privada entre sus seguidores. Ni ayuda de famosos, ni fruto de la casualidad; un simple efecto bola de nieve que se fue haciendo grande con el tiempo.

La falta de magia de este anuncio casi le da más entidad a uno de esos movimientos absurdos que de vez en cuando surgen de la nada. Después de todo, Twitter tiene ese poder: sacar genialidades de donde no hay mucho que contar. Los seguidores de este retuitero siguen subiendo sin saber muy bien por qué. Nosotros, por si acaso nos está leyendo, le mandamos un saludo a Pablo Sobrado.