Flooxer Now » LOL

UN GATO DE LA NBA

Las sorprendentes habilidades de este gato para encestar

¡Ya quisieran algunos jugadores hacer mates así! Observa cómo este gato juega al baloncesto con su mejor amigo.

Newsflare

Publicidad

Es muy común ver a gatos jugando a la pelota. Bueno, solo cuando les apetece, ya sabemos cómo son. Pero lo que no es tan común es ver a un gato metiendo canastas como si se tratase de un jugador de la NBA.

En el vídeo podemos ver que este adorable gato se ha tumbado encima del armario. Su amo humano, un niño, tiene colocada una canasta en el armario y el gato se divierte rematando los tiros que le lanza. Este gato espera pacientemente a que su amigo le lance la pelota, muy concentrado en el juego, y mete unas cuantas pelotas por el aro.

¿QUÉ INDICA QUE UN GATO SEA JUGUETÓN?

Que un gato juegue es un indicador clave de si se encuentra sano y feliz. La falta de juego en los gatos puede tener muchos motivos. El primero es que, al igual que nosotros, los gatos cambian su carácter según van creciendo. Es perfectamente normal que sean muy juguetones cuando son cachorros y que, en cambio, lo sean mucho menos cuando adquieren un carácter más maduro cuando pasan a ser adultos. Además, cuando ya son ancianos, lo normal es que sean mucho más calmados puesto que tienen menos energía y sus articulaciones se encuentran en peor estado.

Esa es la causa más frecuente por la que tu gato juega menos que antes, pero también hay casos sobre los que hay que poner más atención. Puede ocurrir que el gato se aburra de jugar o que se frustre porque no lo estamos haciendo bien. Esto ocurre si no les dejamos nunca cazar el juguete que está persiguiendo. También puede pasar que no esté predispuesto a jugar porque los gatos son animales a los que no les gustan los excesos, por lo que tampoco podemos pretender que juegue todo el tiempo o cuando nosotros queramos. Por último, puede ser que el gato no se encuentre bien o que haya vivido una mala experiencia con alguien y no quiera jugar con esa persona en concreto. En estos casos debemos mostrarnos comprensivos y llevarle al veterinario si padece algún problema de salud.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Publicidad