Ay, qué dura es la vuelta al cole y a la realidad. Ayer estábamos abriendo los regalos de los Reyes y disfrutando todavía de las vacaciones... y hoy otra vez teniendo que atender en clase y haciendo los deberes. ¿Un rollo verdad? Si la vuelta a clase se te está haciendo un pelín cuesta arriba, seguro que estos ingeniosos trucos te sacan una sonrisa, y es que podrían venirte de perlas.

Antes de nada queremos dejar claro que copiar está mal. Hacer trampas en los estudios solo sirve para engañarse a uno mismo. Aunque seguro que alguna que otra vez has deseado una ayudita externa en casos de emergencia como, por ejemplo, ese examen en el que te quedaste en blanco.

Hay personas que organizan todo un ritual para hacer un examen: le piden a sus abuelas que les enciendan una vela, llevan estampitas de sus santos devotos en el estuche o el pantalón con la promesa de que les darán suerte, monedas, tréboles de cuatro hojas… cualquier cosa sirve como amuleto con tal de aprobar.

Dicen que el aburrimiento agudiza el ingenio y este chaval lo ha demostrado en TikTok. Hay que tener un poco de maña para llevar este truco a la práctica sin que los profesores te pillen y mucha labia para convencer al compañero que se siente delante de ti. El truco consta de dos pasos: 1. introduce la funda de tu teléfono móvil por la espalda de tu compañero y 2. coloca el móvil sobre ella pillando la tela. De esta forma crea su “tele” personal en mitad de clase para copiarse o entretenerse viendo una serie.

 

Otro truco que hemos podido encontrar en TikTok es este que te puede venir muy bien si eres un poco vaguete y eso de hacer resúmenes te parece un suplicio. El usuario de TikTok @rcao_ lo vende como la “salvación” para aquellos que todavía estén en el cole:“Si tenéis que hacer el resumen de un texto, copiad el texto de Wikipedia. Entrad en resoomer.com. Pegad el texto copiado y se resume con otras palabras. De nada chicos”.

 

Si te han molado estos truquitos y tienes mente ponerlos en práctica, recuerda que si te pillan las consecuencias pueden ser gordas como, por ejemplo, que te expulsen. Que conozcas formas de hacer trampas no quiere decir que estés obligado a realizarlas.