Donald Trump es el presidente más tuitero que se recuerda en la historia de cualquier país. El mandatario norteamericano prometió a sus seguidores que reuniría a multitudes en un acto previsto en Oklahoma el pasado fin de semana, pero al final la asistencia no fue tan grande como se esperaba. ¿La razón? TikTok le troleó.

No fue la plataforma en sí sino cientos de miles de usuarios que se organizaron para que, al menos en parte, la convocatoria fracasara en términos de audiencia.

 

Para acceder al evento había que reservar online un asiento, y según Brad Parscale, jefe de la campaña de Trump, habían recibido más de un millón de peticiones de asistencia. Un número desorbitado para las 19.000 plazas de las que dispone el BOK Center de Tulsa, lugar donde tuvo lugar el mitin.

Con semejantes expectativas, los organizadores prepararon pantallas gigantes fuera del estadio y actividades paralelas a la visita del presidente, una previsión que no hizo falta cumplir porque cientos de miles de las peticiones eran falsas. Aunque estaban preparados para un fiestón a la altura de conciertos de BTS, el estadio lucía un poco tristón...

 

Cuando la cuenta de @TeamTrump anunció que se cualquier persona se podía registrar gratuitamente para escuchar a Trump, miles de tiktokers aficionados a la música coreana hicieron correr la voz para darse de alta en el proceso, conseguir una entrada y luego no asistir.

Los mismos usuarios luego publicaban posts de broma lamentándose por no poder ir, convirtiéndose en Trending Topic mundial pero luego borrando los tuits para no dejar rastro de su gamberrada. Alexandria Ocasio-Cortez, la congresista más joven de Estados Unidos y muy crítica con el líder republicano, se unió al cachondeo con un mensaje muy popular en redes: "Los chicos de TikTok os han troleado pero bien".

 

Tulsa, la ciudad donde Trump dio el discurso, es un lugar histórico muy importante en la lucha contra el racismo. En 1921 hubo una masacre de la población negra por parte de supremacistas blancos, y algunos comentarios del actual presidente no le han ganado precisamente la simpatía de la población afroamericana.

Los kpoperos ya han demostrado su activismo en otras ocasiones, sobre todo con el movimiento de Black Lives Matter. Con este último troleo dejan claro que tienen la política también les interesa y que TikTok sirve para mucho más que simples bailecitos. Y no es la primera vez que se ríen de él...