Las mascotas son capaces de reconocer a sus dueños, las personas que les cuidan, les dan de comer, les pasean y les miman. Estos animales domésticos son capaces también de aprender trucos, como dar la patita o coger una pelota e incluso pueden llegar a hacer de guardianes de la casa familiar.

Sin embargo, en algunas ocasiones, un disfraz o un maquillaje especial pueden provocar que las mascotas no reconozcan a sus dueños en algún momento. Y eso es lo que le pasó a este perro. Estaba tan tranquilo tumbado en la cama cuando, de repente, una “extraña” se sentó a su lado. Al verla, el animal se asustó y gruñó a la extraña, que en realidad era su dueña.

Bethan Howells es la dueña de este simpático perro asustadizo. Un día, Bethan prueba una nueva máscara facial que hace que su cara sea marrón. Cuando la lleva puesta, se va a tumbar en la cama, al lado de su perro, pero se lleva una sorpresa. En el momento en el que el perro ve a su dueña con esa mascarilla puesta en la cara, el animal se asusta y le gruñe.

Ante esta reacción, Bethan se ríe de la situación y vuelve a mirar a su perro. Por segunda vez, el animal se asusta de nuevo y ladra a la cara de su dueña. Por un momento, parece que va a morder a Bethan. Quizás su perro pensó que una extraña había entrado en su casa y le iba a robar la cama, cuando, en realidad, era su dueña con una mascarilla puesta sobre la cara.

Cuando esta situación ocurre, lo único que puede hacer Bethan es reírse. Así que, si tú también quieres divertirte viendo la graciosa reacción de este perro, no dudes en mirar el vídeo de la parte superior.

© bethanhowells11 / Newsflare 2020

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

VÍDEO: Un perro arroja el coche de su dueño a una piscina

VÍDEO: Va al baño y expulsa una tenia de 10 metros VIVA