Cuando nueve millones de personas te siguen en YouTube todo lo que haces y subes a la plataforma de vídeos tiene un peso importante. Ismael José Prego Botana, más conocido como Wismichu, está en la élite de los creadores de contenido españoles y sabes que cada clip que publique va a tener un estilo propio y muchísima repercusión.

Su última aventura le ha llevado al Salón del Manga de Barcelona, que se celebró a principios de noviembre y donde grabó uno de sus experimentos sociales. Contado como si fuera un documental de cámara oculta, se divide en dos partes diferenciadas: una explicando en qué consiste todo y otro con el experimento en sí.

 

El vídeo se llama Duchando Otakus, y por lo que él mismo cuenta al principio del clip de un cuarto de hora, quiere acabar (a su manera) con los estereotipos de que los aficionados a este género de los comics huelen mal. Todo lo explica a un grupo de amigos y colaboradores, a los que asigna nombres en clave y les explica paso por paso cómo van a afrontar su paso por el Salón del Manga.

La intención es pasar un rato desapercibido, para lo que se disfrazará un rato de desodorante e irá impregnando de suave aroma sus alrededores. Sus acompañantes llevan otros disfraces, como oso panda, Ant-man y otros atuendos frikis. De vez en cuando aparecerá frente a los fans mientras uno de sus amigos entrevista a cámara a los asistentes. Cuando descubran que debajo del cosplay de desodorante se esconde Wismichu, este cambiará de disfraz.

 

No es para nada la primera vez que Wismichu hace partícipes a sus seguidores de un vídeo suyo. En 'Vosotros sois mi película' interpreta a un chico que ha alcanzado el éxito muy joven, y después se enfrenta a los problemas existenciales derivados de su fama. Y ya si hablamos de 'Bocadillo', merece mención aparte: un troleo de 73 minutos de duración donde intenta sin éxito pedir un sandwich vegetal. Otra cosa no, pero original Wismichu es un rato.