REVISTA NUEBO

Entrevista a Cupido: "Tanta gente empezó a hacer música similar a la nuestra que nos aburrimos"

Los campeones del pop romántico están de vuelta con 'Sobredosis de amor' (Sonido Muchacho, 2022), un segundo disco con el que Cupido animan a sus imitadores a chupar rueda.

Cupido

Cupido Universal Music

Publicidad

En 2018 Cupido irrumpía en el panorama nacional como uno de los estrenos musicales más potentes del año. La, a priori, extraña dupla formada por el barcelonés Pimp Flaco de la mano de los canarios Solo Astra asaltaba el pop patrio con No sabes mentir, un tema que en apenas cuatro minutos diseñaba las líneas maestras del proyecto, combinando a la perfección las influencias urbanas de Dani Pedraja (Pimp Flaco) con la experimentación que aportaban Alejandro, Toni, Dani y Luis.

Mucho ha llovido desde entonces: con su disco de debut, Préstame un sentimiento (2019), coronaron la nueva ola de un sonido recién llegado a España. Posteriormente, en 2020, Cupido entró en un parón indefinido que para muchos fue señal del comienzo del fin. Pero no. El quinteto vuelve este 2022, "su año", con un segundo largo titulado Sobredosis de amor, muestrario, según sus propias palabras, de sus composiciones más maduras hasta la fecha.

Cuando desde NUEBO les preguntamos cómo de cerca están de alcanzar la canción de pop perfecta se muestran relativamente cautos. "Como mínimo creo que estamos intentando hacer algo nuevo. Sobre todo cuando empezamos, porque ahora hay un montón de bandas que se quieren sumar a este sonido. Que lo hayamos conseguido o no, es subjetivo, pero ahí está la calle y las fechas…", responde Pimp Flaco. Algo que confirma Toni, guitarrista de la formación, "Realmente el valor de la música es subjetivo. No como el hecho de que yo toco mejor que Luis, que eso es claramente objetivo". Y ríen...

 

Están de buen humor y no es para menos. Ayer estuvieron tocando en el Tomavistas y tienen muchas esperanzas puestas en el 2022. Así lo comparte Pimp Flaco. "La verdad es que para mí va a ser nuestro año. Estamos bastante a tope, no paramos de tocar y sale un disco nuevo. Pero que para mí 2022 sea mi año no implica que 2023 o 2024 no lo sean, yo quiero que lo sean todos. Quiero estar cada año dándole por saco a la gente y que los artistas que quieran ser los mejores tengan un serio problema conmigo". Tienen claro que el camino que han trazado desde 2018 ha sido fundamental para llegar hasta donde están a día de hoy, también el parón de 2020.

"Realmente si nada más terminar Préstame un sentimiento nos hubiésemos puesto a trabajar en el nuevo disco, el sonido no sería el que es ahora. Pasó un año y medio y para mí ese tiempo es como un siglo de vida", responde Dani, y Toni le reafirma. "Entre las demos y el resultado final también ha pasado un montón de tiempo. No sé si es bueno o malo, seguramente algo de las dos cosas hay. Al final tienes más tiempo a ver las cosas con perspectiva. Por otro lado también te agobias, tienes en el cajón guardadas canciones que quieres sacar. Bueno o malo, lo que sí sabemos es que fue necesario". Necesario para llevar a un nuevo estadio su inconfundible estilo, para buscar la diferenciación de una serie de bandas que llegaron a rebufo de Cupido amenazando con competir por ese mismo espacio.

 

"Llegó un punto en que tanta gente empezó a hacer música similar a la nuestra que nos aburrimos. Al mismo tiempo también buscábamos alcanzar cierta madurez musical: veíamos que pasábamos bastante más tiempo en el estudio y queríamos tener un sonido más adulto", explica Toni. Dani lo confirma: "El que se queda estancado tiene un problema, porque cada segundo que pasa las cosas cambian en la cabeza. Sería artificial tirarse cinco años manteniendo un sonido, al igual que nadie se tira cinco años siendo la misma persona. El primer disco sonaba a macarrilla de instituto y este a macarrilla universitario". "En 2014 yo hablaba de coches y dinero… lo que para mí era guay. Luego te das cuenta de que hay cosas más importantes: ser uno mismo, el amor o ser feliz. Simplemente... cambias". "Claro, y dentro de veinte años hablaremos de salud” interrumpe Toni. Dani concluye: "Exacto, de la familia, la salud, el tiempo que hace, las obras…".

Cambios generacionales al margen, no cabe duda que Sobredosis de amor es un disco sorprendente. "Nos gusta el concepto de álbum potente que lleve ocho pepinos que todavía no has escuchado, y no esos discos que son como recopilatorios de singles con tres temas nuevos”, afirma Toni. Un disco que vamos a tener muchas oportunidades de ver en directo: "Anunciaremos en nada una gira de salas tocha".

Por: Eduardo Martínez

Antena 3 » Música

Publicidad