Flooxer Now » Música

DE PROMO EN ESPAÑA

Entrevista a Mau y Ricky: "Decir que somos fans de Ibai es muy obvio"

El dúo venezolano nos concede unos minutos en exclusiva para recordar por qué su música no tiene fronteras y cómo YouTube les ha ayudado en los últimos años.

Mau (izq.) y Ricky, en una entrevista para Flooxer

Flooxer Now Mau (izq.) y Ricky, en una entrevista para Flooxer

Publicidad

En las entrevistas presenciales, hay periodistas a los que les fastidia ser los últimos, pero en mi opinión creo que es el mejor de los turnos. Pese a estar más cansados, es posible que con los habituales retrasos los entrevistados tengan un poco más de paciencia con las preguntas, y eso de no tener a nadie por detrás también quita presión en todos los bandos.

Cuando llego a una habitación de hotelazo en el centro de Madrid, Mau y Ricky están cantando uno de sus grandes éxitos -'Ya No Tiene Novio', con Sebastián Yatra- mientras apuran un café, lo que demuestra que pese a estar cansados todavía tienen ganas de marcha. Y cuando les digo que les conocí gracias a mi amiga Elena, el canturreo se mezcla con alegría sincera de ser también reconocidos en nuestro país. "Habrá que saludarla luego, ¿no?", se ofrecen encantados.

 

Son 10 años desde que empezaron en su Venezuela natal de manera oficial como M&R, "pero entonces éramos otro grupo". En realidad empezaron en un grupo de la iglesia cerca de su casa donde "aprendieron lo básico". Pero nada de ritmos religiosos: "lo que tocábamos se parecía más al rock de Bon Jovi".

"Desde 2011 la música ha cambiado y hay que saber adaptarse", dice, orgullosos de su buen funcionamiento en plataformas digitales. "Es lo que te hace no ser un dinosaurio". Cuando le digo que tienen 11 millones de gente oyéndoles cada mes solo en Spotify, me corrigen orgullosos de sus "13 millones ahora", y aseguran "celebrar cada nuevo seguidor". Por las risas y su cara al decirlo, no parecen ir de farol.

"Somos muy activos en redes sociales y las llevamos nosotros mismos, porque nos gusta conectar con los followers", y confiesan estar asesorados por Evaluna, una influencer top que además es su hermana pequeña. Por si fuera poco contacto con el mundillo streamer, Mau está casado con la youtuber Sara Escobar.

 

En ese momento se me ocurre preguntar si son aficionados al mundo del streaming, y responden con un rotundo sí: "Decir que nos gusta Ibai, estando en España, me parece hasta demasiado obvio", afirma Ricky, y añade que "el Coscu creo que es genial. Son excelentes en su trabajo, y soy fan de la gente que hace cosas con excelencia".

No podía dejar pasar la oportunidad de preguntarles sobre su paso por la Voz en las versiones argentina y mejicana: "Fue espectacular, el poder aportar a la carrera de otros artistas, y reconocer que sus sueños son tan válidos como los nuestros". ¿Y vendrían a la edición de España? "¡Me encantaría!", exclaman casi al mismo tiempo.

 

"Sería una excusa perfecta para pasar más tiempo aquí, comer mucho jamón, que me inviten a comer y a conocer el resto del país", dice Ricky cogiendo las riendas de esa respuesta. Si dieran el paso contarían con otro coach de la voz que conocen muy bien gracias a una colaboración y que podrían hacerles de mentor en eso del turismo y el cachondeo patrio: Melendi.

 

"¿2260 millones de reproducciones en YouTube? Es muy fuerte...", confiesan asombrados cuando les doy el dato. "Yo siento que ha sido una eternidad lo que hemos tardado en llegar a eso, pero es que solo estamos en esa plataforma desde 2018". Por comparar, Willyrex en su canal principal lleva 4600 millones en 12 años.

Al final hemos hablado casi tanto de su vida como de su música, y cuando toca el momento de decir adiós, se acuerdan de mi amiga: "Hay que grabar el saludo a Elena". Me piden el móvil, graban un vídeo a la primera y hacen feliz a una fan. Se nota que celebran su presencia con la misma alegría que antes insinuaban.

En agradecimiento, al recordar su afición al buen jamón, les recomiendo un restaurante cercano al hotel. Toman nota y hasta me permiten una foto, porque yo también soy fan desde ya. Unos cracks, vaya.

Publicidad