Flooxer Now » Música

GRITANDO AL MUNDO

'Solo' de Robleis, el paso adelante que la cultura streamer necesitaba

La nueva canción del cantante y streamer Robleis ha generado un gran impacto por hablar abiertamente de su homosexualidad, en un sector en el que el activismo LGTBQ+ es mínimo.

'Solo' de Robleis, el paso adelante que la cultura streamer necesitaba.

'Solo' de Robleis, el paso adelante que la cultura streamer necesitaba. Robleis Music / YouTube

Publicidad

Cada vez son más los creadores de contenido que hablan de su sexualidad y que defienden al colectivo LGTBQ+ en redes sociales, pero el sector del streaming es uno de los que menos ha avanzado en ese sentido. Hay muy pocos grandes referentes que pertenezcan abiertamente a este colectivo, y es por eso que el paso adelante de un streamer tan popular como Robleis supone un cambio enorme en el paradigma streamer de habla hispana. Con casi cuatro millones de seguidores en Twitch y cerca de millón y medio en YouTube, lleva algo más de un año publicando su propia música, y ahora regresa con 'Solo' para poner el foco sobre las duras experiencias por las que ha pasado debido a su sexualidad.

 

La canción, igual que todos sus lanzamientos anteriores, está teniendo un gran éxito y una enorme visibilidad, y poco a poco sube cada vez más puestos en las listas de tendencias. El mensaje de la canción ha impactado tanto, que incluso algunos de sus compañeros de profesión han querido mostrarle su apoyo a través de las redes.

Por desgracia, hay muchos seguidores de estos streamers que no han querido empatizar con la historia de Robleis, ya sea por su homofobia o porque consideran que esta canción es solo una forma de llamar la atención. El mismo cantante ha querido expresarse al respecto de este tipo de opiniones.

Este tipo de opiniones han sido, por suerte, minoritarias, y el apoyo que ha recibido Robleis en las últimas horas ha sido muy notable en todas las plataformas. Con cada escucha o visualización, el streamer y cantante está ayudando a la visibilización del sufrimiento del colectivo LGTBQ+, así que está claro que todo su esfuerzo ha merecido la pena.

Publicidad