Flooxer Now » Música

DESAFINANDO

Youtubers en la música: éxitos, fracasos y mucho cachondeo

Marina Yers, Bella Poarch, Naím Darrechi, Bely Basarte... el siempre competitivo medio musical ha dado la bienvenida a algunas figuras relevantes en la creación de contenido, mientras que a otros les ha dado un sonoro portazo.

Ibai Llanos cantando a Ozuna

Ibai / YouTube Ibai Llanos cantando a Ozuna

Publicidad

Hay quien dice que el que no mama no llora, y en esto de los streamers e influencers es la base principal: siempre hay que intentarlo (aunque después te salga regu). Aviso: antes de escuchar nuestra selección prepárate unos tapones, por si acaso. .

 

Ibai Llanos ha apostado por temas elaborados por fans para firmar auténticos himnos buenrolleros. Siempre es gracioso verle cantar, y más porque aptitudes no es que le sobren, pero contactos sí.

 

Siempre está aquella persona a la que le sale bien todo lo que se propone, es el caso de Bely Basarte. Esta chica empezó en YouTube siendo una total 'who', (pero 'se preparó, se puso linda…' al más puro estilo Ozuna).

 

No, no decimos que tenga el estilo del portorriqueño, pero sí tuvo las narices de plantarse enfrente de una cámara y grabarse haciendo lo que más le gustaba (y en este caso sabía hacer). Comenzó como lo hacen todos, covers y más covers, así ha llegado hasta hoy teniendo sus propias canciones.

 

En la vida hay varios tipos de personas: están los que se toman la vida con humor y los que se juegan la vida con humor. Sí, estamos hablando de Marina Yers (la hemos visto hacer el ridículo, y después arrepentirse, en más de una ocasión), pero la verdad que no tiene desperdicio verla como una auténtica diva.

 

Parece que algunos suenan más con otro tipo de contenido, como es el caso de Naim Darrechi. El mallorquín se está haciendo más famoso por sus salidas de tono sexistas y machistas que con su propia voz (y mira que no lo hace nada mal).

 

La que se ha convertido en una estrella indiscutible de la música es Bella Poarch: pasó de ser una simple tiktoker muda, que solo ponía caras a canciones ajenas en lipsyncs, a convertirse en una celebrity . Su primer single ha tenido 11 millones de likes y muchas más reproducciones.

 

Con estos ejemplos está claro que las oportunidades son infinitas para todos, algunos sabrán darle su toque personal y otros pues se dejarán llevar por las infames garras de este mundillo del famoseo. Mientras haya risas y se disfrute, el cielo es el límite (que se lo digan a Aitana)

Publicidad