Flooxer Now » Noticias

A TORTAS

Agustin51 firma la paz con Tortillaland, Ampeter y TheGrefg

Sus compañeros de casa le castigan físicamente (pero con cachondeo) por las durísimas palabras que soltó en un calentón la semana pasada.

TheGrefg y Agustin51 luciendo nuevo tatuaje

TheGrefg / Twitter TheGrefg y Agustin51 luciendo nuevo tatuaje

Publicidad

"El otro día Agustin51 se portó mal con Tortillaland", dice Ampeterby en su último vídeo, resumiendo en unos segundos las tremendas declaraciones que hizo su compañero de casa. El de Sevilla aseguró que "solo los arrastrados que chupan pollas" están en la ficción de Auronplay, indicando de manera muy gráfica que hasta el creador de la serie odia a su audiencia de "niñatos".

Son entrecomillados de palabras textuales de Agus, quien poco tiempo después publicaba un tuit pidiendo disculpas por su colorido lenguaje, pero no tanto por el contenido más profundo de las mismas. Sí lo hizo más adelante en su directo de Facebook Gaming, y en otro mensaje donde evidentemente se arrepentía de sus durísimas declaraciones.

"Respecto al comentario fuera de lugar de Tortilla, ya he explicado públicamente en el mismo sitio donde digo esta barbaridad que estaba muy caliente y que el único gilipollas era yo en ese momento", asegura. "Me arrepiento de lo dicho al 100% y pido personalmente disculpas".

La cancelación fue tal que el community manager responsable de Tortilla Land le recomendó tomarse una tila, así como le recordaba el hecho "importante" de que sencillamente no había sido invitado. Tras días de mucho 'fune' y cancelación, Ampeter quiso quitar hierro al asunto con una original propuesta: abofetear al hater número uno de Minecraft.

 

"Cada cinco subs le doy una torta a Agus", explicaba en directo, y la verdad es que por un lado se forró, y y por otro dejó la cara de su colega como un mapa. Para añadir salseo al asunto, uno de los interpelados en el discurso de Agustin51 se pasó por el directo con una propuesta.

Era TheGrefg, quien propuso dar 5 subs para poder soltar un sopapo a quien hace solo unos días le acusaba de "odiar a su audiencia". Fue generoso el murciano, con un cachete ligerito que sirvió de pipa de la paz pública: "lo digo una vez más, siento mucho haber estado tan caliente como una tortilla". Asunto zanjado, aunque haya sido a tortazos.

Publicidad