Flooxer Now » Noticias

VIRALES

Un artista decora sin permiso una ermita protegida en Alcoy porque "la inspiración era más fuerte que la negación"

El Ayuntamiento de Alcoy negó la autorización al pintor Jesús Cees porque la ermita estaba protegida, pero la inspiración era tanta que no soportó dicha restricción.

Un artista decora sin permiso una ermita protegida en Alcoy porque "la inspiración era más fuerte que la negación"

https://twitter.com/JanJMM Un artista decora sin permiso una ermita protegida en Alcoy porque "la inspiración era más fuerte que la negación"

Publicidad

Los momentos de inspiración para los artistas pueden llegar en cualquier momento a través de todo tipo de estímulos externos: ya sea la melodía de una canción, unos versos de un texto, la textura de un objeto, o incluso un paisaje natural completamente nuevo.

Para el pintor Jesús Cees, la inspiración vino al ver la Ermita de San Cristóbal, un templo de Alcoy, Alicante, considerado un Bien de Relevancia Local que está protegido por las autoridades. Sin embargo, en lugar de plasmar las imágenes que vinieron a su mente en un lienzo, el pintor decidió hacerlo en las paredes de la ermita. El Ayuntamiento de Alcoy valora sancionar al pintor Jesús Cees por estampar su obra en la Ermita de San Cristóbal pese a que le negaran el permiso, pues el templo, considerado un Bien de Relevancia Local, está protegido. El artista defiende que no pudo contener "la inspiración", según informa Las provincias.

Varios medios de comunicación ya contaron en 2020 que el pintor llevaba un tiempo operando en la zona del Preventorio, en la Sierra de Mariola, para decorar a su gusto la pequeña ermita. Una actividad que interrumpió tras sufrir una caída y romperse las muñecas.

Cees pidió un permiso al Ayuntamiento de Alcoy para poder llevar a cabo su obra, sin embargo, las autoridades le negaron la autorización precisamente porque la Ermita de San Cristóbal es un templo protegido. Sin embargo, tal y como relata el propio artista, "la inspiración era más fuerte que la negación del ayuntamiento", por lo que Cees decidió saltarse la autorización y pintar de todos modos la obra que tenía en su cabeza para la ermita.

Primero, restauró el retrato de San Cristóbal que había perdido color y, después, decidió pintar todo tipo de murales en las paredes blancas de la ermita y el techo. En total, el artista estuvo cuatro meses realizando su obra en el templo hasta que sufrió una caída y se rompió las dos muñecas. Durante todo este tiempo, Cees ni se ha ocultado ni ha negado sus pretensiones, es más, ha contado en varias entrevistas cuáles eran sus planes y qué tenía entre manos, incluso ha pedido un andamio al ayuntamiento para poder reanudar su obra. Por su parte, el pintor no parece tener ningún miedo a las sanciones y sigue compartiendo los resultados de su obra en redes sociales.

La obra del artista alcoyano ha provocado numerosas reacciones en las redes sociales, donde los usuarios han compartido fotografías de los murales que pintó durante unos cuatro meses. Así se comprueba en publicaciones en las que se leen mensajes como "a mí me provoca entre fascinación y ternura, y con las risas que llevo esta mañana a propósito del tema, más que pintor lo llamaría comediante".

«Nada es más nocivo para la creatividad que el furor de la inspiración.» Umberto Eco

VER MÁS: "La primera iglesia de cannabis decorada por Okuda"

Publicidad