Flooxer Now » Noticias

TESTIMONIO STREAMER

Auronplay cuenta su experiencia como contagiado de COVID: "No es por meter miedo, es para advertir"

El streamer catalán se pone serio por primera vez en mucho tiempo con un hilo de tuits donde narra su pesadilla navideña con el coronavirus

¿Algún bot en la sala?

¿Algún bot en la sala? Toni Villen / Premios ESLAND

Publicidad

Muchas de las veces que hemos oído hablar a Auronplay sobre el coronavirus ha sido en su típico tono jocoso. El lunes pasado, sin ir más lejos, se reía de TheGrefg en los Premios ESLAND con un palito colgándole de la nariz y 'amenazando' con hacerse un test en directo, quizá la broma más perversa y celebrada de toda la gala.

Pero en su condición de influencer planetario, el de Badalona sabe que es un tema muy serio. Y no porque se lo haya contado alguien, sino porque estuvo francamente fastidiado durante semanas tras haberse contagiado de Omicron (¿o era Oritron?).

En un tuit que en una hora llevaba 40.000 likes, el streamer más exitoso de la Península deja claro que su intención no es asustar, sino advertir a sus seguidores para que vayan "con un poco más de precaución" a la hora de "reunirse con colegas".

Sus dolores fueron graves durante casi una semana, y los analgésicos solo suponían un alivio temporal. "Olvídate de poder dormir. Todas las putas noches temblando en la cama con unas pesadillas terribles", explica, describiendo un contagio más agresivo de lo que ahora parece habitual.

Es quizá el primer influencer de su tamaño a nivel mundial que explica cómo lo ha pasado tras contagiarse de COVID-19. Ibai también lo pasó mal allá en 2020, cuando en la G2 House cayeron casi todos, pero no fue tan gráfico como el catalán: "Es curioso porque la fiebre va y viene cuando le sale de la polla. Hay momentos que dices, buah, me siento mejor. Y el covid dice, altoke mi reina, no te preocupes, toma 39 de fiebre de nuevo por la cara jaja salu2".

Su ausencia de los ESLAND estuvo provocada precisamente por ese contagio, del que todavía le quedan secuelas: "Han pasado más de 15 días y a pesar de no tener fiebre, estoy absolutamente agotado. Subo unas escaleras y noto que realmente me canso. Hago streams y al acabar me tengo que tomar un paracetamol corriendo porque me duele hasta el ano". Quizá es demasiada información, pero así es él.

Desde el verano pasado Auron lleva concienciando sobre el asunto de la vacunación, y hasta se indignó muy airadamente cuando se enteró que algunos de sus compis de profesión todavía no se habían dado el pinchacito. Una actitud que le honra, y una forma de comunicar única. Es lo que tiene ser el influencer de referencia.

Publicidad