Flooxer Now » Noticias

FICHAJE INVENT

¿Es Auronplay el secreto peor guardado de Ibai y KOI?

Todas las pistas indican que el catalán será el flamante fichaje del equipo de esports dirigido por Llanos y Piqué. Las repasamos una a una, a partir de su primer encuentro en Flooxer.

Ibai Llanos con AuronPlay, en 2018

Flooxer Ibai Llanos con AuronPlay, en 2018

Publicidad

La primera vez que Auronplay se encontró con Ibai fue en 2018 en esta misma casa. Fue para un capítulo en Flooxer de Entre Vistas, el programa que presentaba el de Badalona (que puedes ver completo aquí), y ya entonces soltó una frase que valdría para hoy mismo: "No quiero tirarte flores pero eres el hombre del momento".

Aquel encuentro tiene perlas del vasco tipo "la verdad es que Barcelona no me gusta mucho" (se acaba de comprar una casa allí), "tengo mucha imaginación y las redes son perfectas para eso" (es el español que más ha crecido en plataformas sociales desde 2020) y dijo en primicia que tenía novia, algo que casi todos sus seguidores ignoraban. KOI Jefa ahora mismo es la mano que mueve todo lo que le rodea, y las profecías no acaban ahí...

 

"Del LOL no tengo ni puta idea, no he jugado ni una partida y mira que me gustan los videojuegos, nunca me he animado", insistía en Flooxer un Auron que hace dos semanas se convirtió en tendencia con partidas de League of Legends. La particularidad es que estaba recibiendo esas clases de su ahora colega y... ¿posible socio?

 

Ibai hizo un viaje relámpago a Andorra a principios de año con una misión desconocida pero que podría encajar en la tarea de convencer al de Badalona para que se una a KOI, su club de deportes electrónicos (que francamente no pasa por un buen momento competitivo).

 

Como ya le dijo a Jordi Évole en su entrevista especial, es poco amigo de irse al país vecino por mucho que respete a los que lo hacen, y la visita tuvo muy poco de turística a juzgar por el poco tiempo que pasó allí. De hecho, en 10 días anunciará que alguien "muy grande" se une a KOI, y las redes confían en que la amistad de ambos se convierta en, además, un trato profesional.

"No creo que me falte nada, me dedico a lo que me gusta y me siento un privilegiado", decía Ibai hace cuatro añazos, cuando confesaba a uno de sus ídolos que sufría por pagar el alquiler ("me meten unas clavaditas muy serias") o veía, junto a Auron, "una barbaridad tener 100.000 espectadores en Twitch". Las cosas son muy diferentes para ambos ahora, y aquel apretón podría ser el primero documentado de una asociación que va para largo. Aunque solo sean amigos.

Publicidad