Flooxer Now » Noticias

@HEMATOCRITICO

Cómo sobrevivir al calor de la ciudad

Hematocrítico nos trae una divertida guía sobre como sobrevivir a una ola de calor en tu ciudad.

Cómo sobrevivir al calor de la ciudad

Cómo sobrevivir al calor de la ciudad Pixabay

Publicidad

Con los termómetros rozando cimas impensables hasta estos momentos en plena primavera, gente que no es de Coruña (lo siento) está empezando a pasarlo verdaderamente mal.

Es difícil gestionar una crisis climática como ésta siendo sensibles con el problema del calentamiento global y la escasez energética. Pero en Flooxer now tu amigo Hematocrítico te va a llevar de la mano hacia esa cosa tan de moda llamada el Confort Térmico.

Normas básicas:

- No bebas agua: Los estanques no están para alegrías tras estos periodos de sequía extrema. ¿Por qué rebajar unos centímetros de precioso H2O que luego puede servir para hidratar un campo de golf de Almería en pleno Agosto? Hay que pensar en los demás.

- No bebas refrescos: ¿Sabes cuántos terrones de azúcar tienen? A no ser que Carlos Ríos haya sacado, por fin, su propio refresco que entonces pues sí pero no tengo noticias.

- No tomes helados: Azúcar más energía del congelador, ¿Qué eres, un nazi? Apártate de mi vista antes de que llame a la policía.

- No enciendas el aire acondicionado: Ni de broma. La huella de carbono de encender ese aparato para que estés tú a gustito es absolutamente inaceptable.

- No vayas a la playa: A no ser que la tengas en tu calle. Un desplazamiento en coche, ya ni digamos tren o avión es un derroche de dióxido de carbono que no nos podemos permitir.

- Sal a pasear: Disfruta de las hermosas arboledas que han instalado los alcaldes de tu localidad, siéntate en los cómodos bancos de sus recogidas plazas y disfruta de las plácidas temperaturas mientras escuchas el murmullo del agua de las fuentes. A no ser que vivas en algún sitio cuyas plazas sean malditos eriales de hormigón sin apenas bancos y con microárboles ridículos recién plantados. Pero vamos, no creo, ¿no? Mucha mala suerte tendrías que tener.

- Crea un clima agradable en casa: Cierra las cortinas, apaga todas las luces. No enciendas la tele para no sufrir esos grados extras de calor residual. En la oscuridad puedes dedicarte a pensar, a meditar sobre las cosas bonitas de la vida y la suerte que tenemos de vivir en esta época tan intensa e interesante.

Publicidad