EN IRL, NO EN MINECRAFT

¿Se ha comprado Vegetta una casa al lado de Willyrex?

Los creadores madrileños, inseparables desde sus comienzos en YouTube, podrían estar menos separados que nunca al vivir pared con pared. O eso dicen...

Vegetta y Willyrex, dos defensores de los NFTs

Vegetta y Willyrex, dos defensores de los NFTs Luz Soria / La Gran Familia Mediterránea

Publicidad

Vegetta y Willyrex fueron pioneros en subir vídeos a YouTube, en monetizar esos contenidos, en probar a vivir en Estados Unidos, en sacar una serie de cómics basados en sus aventuras youtubers y en mudarse a Andorra. Normal que el bromance que llevan compartiendo más de una década haya desembocado en la amistad más sólida entre los creadores de contenido españoles.

Entre los dos suman más de 50 millones de seguidores dentro de la plataforma que los vio nacer a nivel profesional, con docenas de miles de millones de visitas donde no se les conoce ni una riña. Eso son muchas horas, muchos negocios y muchas anécdotas juntos, por lo que donde va uno, va el otro. Y si uno no va a la Velada, el otro tampoco.

 

El caso es que esta semana han dejado caer que su separación física, ocurrida por la evidente formación familiar de uno y la vida privada del otro, podría reducirse a niveles casi como cuando compartían piso. No caerá esa breva porque a ninguno de los dos le hace falta, pero sí van a ser muy, muy vecinos.

Es lo que se entiende de un tiktok viral (¿hay alguno que no lo sea?) en el que los madrileños bromean sobre una extensión de terreno que, al parecer, estaba libre al lado de casa de Willy. Sabemos que habla del mundo real porque Vegetta dice que "se la dan antes de que acabe el año", no sabemos si porque está ocupada o porque la están construyendo. Lo que parece claro es que habla de una casa.

"Es que no puedes vivir sin mí" dice uno y el otro responde lo mismo. "Había un terreno al lado y me lo estaban poniendo en bandeja", dice un Vegetta con holgura suficiente en el bolsillo como para pillarse un trozo de tierra en la muy cotizada Andorra.

"Me necesitas bastante porque no dejas de pedirme... todo", dice un juguetón Willy aludiendo a que su colega le preguntó por veterinarios para gatos, cuando es bien conocido que en territorio animal solo tiene ojos para Hermes y Zeus. El gato, por cierto, seguramente fuera el de Silvia Muñoz de Morales, la media naranja de Vegetta.

En fin, que se avecina bromance andorrano muy serio y si de verdad están puerta con puerta, casi seguro que acabarán construyendo un pasadizo subterráneo para pillar leche de sus respectivas cocinas, o cualquier otra cosa que necesiten. Ríete.

Antena 3 » Noticias

Publicidad