Flooxer Now » Noticias

SPOILER: MUCHO

¿Cuánto cobran los influencers por ir a eventos?

Las chicas de Keep it Cutre hablan como quien no quiere la cosa de los pastizales que se mueven en el sector. Bueno, eso si te invitan a la fiesta...

Omar Montes en los Premios Ídolo

Omar Montes en los Premios Ídolo Nerea Coll / Premios Ídolo

Publicidad

Lejos de nuestra intención está ahondar en la polémica ya zanjada entre Natalia Osona, por no ser invitada a los Ídolo, y la contundente respuesta de María Pombo, premiada en el mismo evento como Ídolo del Año, pero es que nos viene a huevo una frase de esta última: "Creo que en la vida hay que buscar oportunidades, llamar a la puerta, hacerte notar y decir 'quiero estar allí', y conseguirlo".

¿Sabes por qué recuperamos esa reflexión? Porque "estar allí" a menudo significa dinerito del bueno. Así lo aseguran las chicas de Keep it Cutre, un podcast que llevamos años siguiendo y del que no solo sacamos cachondeo o consejos, sino información que casi nadie comparte.

Ángela Henche, el 50 por ciento del podcast, asegura que en la primera propuesta comercial que le llegó "para ir a una fiesta y echarse fotos con un famoso que está tribueno" fue de 600 euros. "Pensaba que se les había colado un cero, porque además había una bolsita con productos", dice entre risas, y sus padres desde entonces la "animaron a seguir por ese camino".

Fuentes del sector, que prefieren mantener el anonimato, nos dicen que son cifras que perfectamente pueden pagarse a influencers por una tarde de cachondeo. "Y muchísimo más", añade, en un sector que está remontando el vuelo con la relajación de las restricciones COVID.

En el mundo del postureo profesional todo se paga: según tarifas de agencia una story en Instagram de un influencer medio ronda los 500 euros, y eso que solo dura unos segundos en el feed de la plataforma y 24 horas dentro de la misma. Los precios por post, las publicaciones que sí se quedan en el perfil, multiplican varias veces ese precio "dependiendo del influencer", según la misma fuente.

Si quieres contar con un creador de contenido top, ya puedes ir preparando el talonario, porque raro es el evento al que van 'obligados' por marcas en el que cobren menos de 5.000 euros por ponerse delante de un photocall. "Esos, los baratos", nos aseguran sin dar más datos.

Ojo, que también hay gente que va por dejarse ver y por el cachondeo sin más, como Jordi Wild en los Ídolo: "Yo asistí a esa gala porque quería ir gratis a Madrid y les dije que si me pagaban todo iba. ¿Por qué? Porque no somos tontos y sabíamos que los streamers no íbamos a encajar mucho en una gala de influencers". Si eso no es sinceridad, que baje Risto y lo vea.

 

Con todo también hay que decir que no es lo mismo ir a posar a un evento como a actuar en el mismo. Eso sí tiene un precio en talento, medios técnicos y notoriedad, algo que reconoce gente como Omar Montes. "Invertid en oro y plazas de garaje", dijo el de Pan Bendito a sus colegas influencers, en un bolo por el que fácilmente se levantó, por dos canciones, el salario mínimo interanual. Así da gusto.

Publicidad