Flooxer Now » Noticias

CARRERA DE CREADOR

¿Dejar los estudios para ser streamer? Axozer reabre el dilema

El creador enmascarado abandona sus estudios para dedicarse por completo a Twitch, pero los creadores más grandes opinan que es un error dejar de lado la preparación para el mercado laboral.

No es Axozer (creemos)

No es Axozer (creemos) Freepik

Publicidad

Axozer, uno de los streamers con más seguimiento de culto a nivel nacional, ha dejado de estudiar. "Dormía tres horas y llegué a un punto donde dije no puedo más", explicaba en un directo reciente confirmando las sospechas de algunos seguidores, siempre pendientes de descubrir un pedazo de la intimidad de su creador favorito. La pregunta es: ¿merece realmente la pena?

"Tengo muchos viajes, muchas visitas y perdía muchas clases", explica el streamer 'sin rostro' en esa misma declaración, respondiendo a las preguntas de sus seguidores, si bien deja la puerta abierta para retomarlo en el futuro. "Tomé la decisión de que Twitch sea mi preocupación principal, y si sale mal, vuelvo a clase y ya está".

Axo es consciente de que está yendo a contracorriente de todos los consejos típicos que te pueden dar familiares y amigos, pero especialmente el de creadores que han llegado hasta lo más alto. Con 1,7 millones de seguidores y 8000 suscriptores de pago sumados prácticamente desde el inicio de la pandemia, por su nivel de ingresos se lo puede permitir, pero no es algo al alcance de todos.

Twitch ha disparado sus números en el territorio de la creación de contenido, concretamente en el mismo periodo en el que Axo dio su pelotazo. El año pasado se rozaron los 10 millones de streamers activos en todo el mundo, para una media de 15 millones de espectadores diarios. ¿Traducido? Que hay casi tantos espectadores como creadores, por lo que el pastel a la fuerza tiene que estar mal repartido.

"Nunca os dejéis nublar por las cifras que ganamos nosotros porque eso no es real", decía un Ibai muy lúcido a la pregunta de si merece la pena aparcar la formación para lanzarse al mundo de la creación. "No me vale eso de no me gusta estudiar, no me gusta el sistema. Es el que hay, y lo que tienes que hacer siempre es terminar la ESO y bachiller".

Es el mismo tono en el que se han expresado otros grandes como Auronplay, TheGrefg o Rubius, pero asistir a clase y tener una base potente de seguidores es perfectamente posible. Paula Gonu lo dijo bien claro: "Ser youtuber y estudiar no es incompatible". Lo dice una licenciada en publicidad que habla siete idiomas y que compaginó ("como pudo") su ascenso en Instagram con los libros.

La muestra más reciente de un estudiante triunfador es el de OllieGamerz. El flamante vencedor de los Squidcraft Games cursa ahora mismo Traducción e Interpretación en la UCAM, y se lamentaba de que algunas competiciones le coincidían con exámenes. Sin ir más lejos, ya ganó el primer torneo de Fortnite organizado por ElRubius en 2018, y aquello también le coincidía con clases que nunca dejó de lado.

Quizá el streamer que más ha compartido sus avances universitarios es ByCalitos. Uno de los creadores de la squad de TheGrefg, Nil Ojeda o Goorgo tiene que soportar a menudo las bromas de sus colegas por una dedicación ejemplar a su formación: "Quiero terminar mi carrera universitaria y llegar a la vez al millón de suscriptores". Con 800.000 ahora mismo, lo tiene casi a un tiro de piedra.

Dejar de estudiar para dedicarse a Twitch puede sonar idílico, pero las oportunidades son las mismas, o inferiores, a las de dejarlo todo para convertirse en futbolista de élite o cantante de éxito. No es imposible, solo extremadamente difícil; bastante más que darle a los codos.

Publicidad