Flooxer Now » Noticias

"BASTA YA"

La denuncia viral de una azafata de eventos que ha sido rechazada por su peso

Esta joven cuenta entre lágrimas cómo se sintió al no poder trabajar por no caber en el uniforme ante la falta de previsión de la empresa.

Denuncia de una azafata.

antena3.com Denuncia de una azafata.

Publicidad

"Estoy super indignada porque pensé que nunca me iba a tener que volver a pasar esto", empieza diciendo Alba Nevado entre lágrimas en el vídeo que ha compartido en Instagram para denunciar una injusticia y que ya cuenta con casi dos millones y medio de reproducciones.

Esta joven, dramaturga y actriz, residente en Madrid, había sido contratada como azafata de eventos, sin embargo, la rechazaron por su peso al no entrar en el uniforme, un vestido azul marino ceñido de talla única. Una prenda que Nevado ha considera como "el símbolo de opresión y la nota de corte para saber si entras o no en el cuerpo perfecto".

La empresa que la había contratado ya sabía con antelación su talla, una 46, pero para su sorpresa, cuando recogió el uniforme el día previo al evento se encontró con un vestido de talla única que no le sentaba bien. Alba Nevado informó de la situación a sus jefes y como solución le ofrecieron una talla 42. En el caso de que esta no le estuviera bien tampoco, debería ponerse un traje negro. "Ah, tú eres la del problema. Como si tener una talla 46 fuera un problema", cuenta, mientras se les saltan las lágrimas, que fue lo que le dijeron al verla llegar y explicar que iba a por otro uniforme.

Al no estarle bien la talla 42 (como es lógico), le ofrecieron un pantalón de chico, que tampoco le cupo, y finalmente la mandaron de vuelta a casa porque le dijeron que sin uniforme no podía trabajar, "como si el problema fuera mío", exclama Alba.

La joven ha querido denunciar públicamente esta situación porque no se había sentido así de juzgada y de rechazada en mucho tiempo y afirma que le parece "tan sumamente injusto" que no quiere que le ocurra nunca a nadie más: "No quiero que me trates como si fuera un problema y como si mi imagen fuese lo único que sirviera para trabajar en un puesto en el que sé que soy lo suficientemente válida como para estar. Pero como no encajo dentro del canon de belleza que a día de hoy conocemos, pues no tienen una talla para mí (...). No me puedes decir que una talla 42 es la más grande que tienes porque hay cuerpos de todos los tipos tanto más grandes como más pequeñitos. Debes tener previsión para eso".

A raíz de la repercusión que ha tenido el vídeo, Alba ha comenzado a recibir mensajes de otras personas que también han sufrido la gordofobia en primera persona: "¡Millones, miles y cientos de gracias a todxs! Todavía no me creo todo el apoyo que estoy recibiendo y la cantidad de gente que ha pasado por una situación similar y no ha podido expresarlo. Ahora mismo, estoy desbordada con mensajes de ánimo, confesiones y buenas intenciones. Pido perdón si no me da tiempo a contestaros personalmente y os aseguro que os leo a todos. ¡Sois unos soletes! Sigamos alzando la voz y buscando apoyo para cambiar las cosas", ha escrito a través de Instagram Stories.

Además, las empresas donde se realizaba el evento y la propia empresa la contrató se han puesto en contacto con ella para pedirle disculpas: "Me han ofrecido incorporarme con un uniforme distinto que pudiera valerme a un puesto de trabajo en el que no llamase tanto la atención el hecho de no estar igual de uniformada, esto debido al protocolo de uniformidad que en la mayoría de empresas hay y yo he sido partícipe. A esto yo he dicho NO, ahora mismo no estoy en condiciones físicas, psicológicas o mentales como para atender al público de una manera agradable y simpática. AÚN ASÍ ME HAN DEJADO LAS PUERTAS ABIERTAS DE SU AGENCIA PARA VOLVER", ha explicado Alba en una nueva publicación.

En cuanto a la falta de uniformes de diferentes tallas, la empresa lo achaca a la "escasez de fabricación y presupuesto en cuanto al uniforme. Todo esto derivado por la crisis de la pandemia", tal y como ha contado la joven que le han comunicado. Además, también afirma que le han pedido que borre el vídeo pero se ha negado a hacerlo.

Publicidad