YA EN LIBERTAD

Detienen al rapero Morad por presuntas amenazas de muerte a un policía

Un altercado entre el artista MDLR y un agente de la autoridad acaba con el catalán en el calabozo durante una noche, después de que el policía asegurara haber sido objeto de serias intimidaciones hacia él y su familia.

Morad en Music Sessions de Bizarrap.

Morad en Music Sessions de Bizarrap.Bizarrap / YouTube

Publicidad

Leer que Morad (no confundir con Morat) ha sido detenido y la pasada noche la pasé entre rejas no sorprenderá a muchos. El catalán, de origen magrebí, es la definición de un MDLR: 'mec de la rue', o chico de la calle en francés, y un artista urbano muy respetado en su ámbito por, precisamente, cuestionar el respeto hacia el sistema.

Es especialmente conocido su empeño en denunciar las "verdades" de la calle, entre las que reconoce una vida plagada de miseria y delincuencia, además de subrayar su antipatía por las autoridades. Aunque con el tiempo rebajó su discurso, en sus primeras letras denunciaba lo que considera abuso policial, y desde ayer tiene algo nuevo en lo que pensar.

 

Medios locales y nacionales daban la noticia ayer a última hora de que Morad El Khattouti El Horami, de 23 años, había sido detenido en Hospitalet de Llobregat, muy cerca de la capital catalana. Su abogado confirmaba tal extremo, y que se encontraba en dependencias policiales tras ser acusado de amenazar a un agente. "Le amenazó a él y a su familia", dicen fuentes policiales citadas por ABC y El País.

"Solo fue una discusión normal por una cuestión de tráfico y en ningún momento pasó nada de eso", dice Fernando Martínez, abogado de Morad, poniendo en contexto la situación. Al parecer, un policía se dirigió al rapero para indicarle que estaba aparcando de manera incorrecta. El abogado asegura que a su defendido se le trata con "exceso de celo", y más desde que tiene prohibida la entrada al barrio de La Florida.

 

En octubre de 2022 estuvo acusado de inducción a desórdenes públicos, en los que unos cuantos chavales de la zona "quemaron contenedores bajo las órdenes de Morad", según decía el atestado policial. Una orden judicial le impide volver a las calles que le vieron crecer hasta que haya un veredicto sobre esa causa aún abierta.

Con el jaleo de las últimas horas ya tiene para componer un nuevo tema, si bien con sus antecedentes quizá tenga que hacerlo en un estado, o lugar, que no le podría resultar muy cómodo.

Flooxer Now» Noticias

Publicidad