BUSCA Y CAPTURA

¿Dónde está Naim Darrechi?

El influencer mallorquín sigue "fugado" de sus requerimientos legales, aunque está subiendo historias y nuevas publicaciones en redes sociales sin referencia alguna a la última polémica que ha protagonizado. Podría ser la que más cara le salga de todas.

Publicidad

Que Naim Darrechi esté en busca y captura por la justicia balear rompe todos los récords de un tipo que ha pasado de don nadie a celebridad planetaria en alrededor de tres años. El inocente chavalín (que nunca pareció muy cándido) empezó con timidez en el mundo influencer para convertirse en el tiktoker número uno de España y top 50 del mundo, de ahí a su salto a la música, a homófobo, machista, negacionista y actor porno casi en un parpadeo.

En las últimas horas, Twitter se ha llenado de recordatorios de todas esas barbaridades que fue soltando desde finales de 2019, cuando ya andaba de uñas con Ángela Mármol, hasta llegar a su enfrentamiento con la policía en verano de 2021. Esa fue la razón de que se le convocara ayer a una vista oral en Palma de Mallorca, al que no acudió porque estaba... ¿dónde?

Si sus redes sociales sirven de guía, ayer mismo se podía ver a Darrechi en un aeropuerto junto a Anatoly Uzcategui, otro influencer de origen latino con mucho menos éxito que su colega pero con las mismas ganas de dar el cante. Que hicieran bromas desde un duty-free muchos lo vieron como una provocación más, algo que es todavía más notable en el perfil instagramer del mallorquín.

A bordo de una moto de agua, se le ve posando tan tranquilo a lo que parecen muchos kilómetros de distancia de los juzgados donde ayer se le esperaba sin éxito. Anatoly (quien firma en TikTok como Witoldmorales) subía otras stories y sesiones de fotos que les ubican en algún lugar de Méjico, si bien las etiquetas geográficas las pueden modificar los usuarios a voluntad.

Es raro que Naim se pavonee de esa manera sobre cómo se ha esfumado de sus requerimientos judiciales, donde le podía haber caído una sanción de 1200 euros de multa (calderilla para él) y 18 meses de prisión (poca broma). No queda claro si tenía antecedentes penales, ya que hace años se vio envuelto en una tremenda polémica de malos tratos y amenazas que podrían complicar su situación legal. Por ahora, tiene a la justicia en sus talones.

Antena 3 » Noticias

Publicidad