Flooxer Now » Noticias

@DIOSTUITERO

Los gatos en las diversas religiones

Diostuitero explica la importancia que tienen los gatos en las diferentes religiones y como aparecen representados.

Los gatos en las diversas religiones

Pixabay Los gatos en las diversas religiones

Publicidad

"En el principio, Dios creó el gato a su imagen. Y, bien entendido, encontró que estaba bien. Pero el gato era perezoso, no quería hacer nada. Entonces, más tarde, después de algunos milenios, Dios creó al hombre. Únicamente con la finalidad de servir al gato, de servirle de esclavo hasta el fin de los tiempos…". (Jacques Sternberg, Cuentos glaciales, 1974)

Antes de que existiera Instagram, los gatos ya eran objeto de adoración. Si es que son vuestra debilidad: tan bonitos, ágiles, elegantes, suaves y achuchables, graciosos, siempre pidiendo mimos y ese ronroneo irresistible.

En el Antiguo Egipto los gatos eran ya animales sagrados, y los faraones llegaron a emitir disposiciones que castigaban con la pena de muerte a quien hiciese daño a alguno de ellos.

La diosa Bastet era representada como una gata o mujer con cabeza de gata, y encarnaba la fecundidad, la alegría y la belleza.

En la Edad Media en cambio los gatos no vivieron buenos tiempos. Se les consideró amigos del diablo y de las brujas, y fueron perseguidos, especialmente los gatos negros. Si tenían alguna manchita blanca ( la "marca del ángel) se les perdonaba la vida, y es por eso que hoy la mayoría de los gatos negros no lo son del todo y poseen alguna.

La persecución a los gatos en plena época de la peste, transmitida por sus presas, los ratones, demostró que el ser humano muy listo no es.

En el Islam el gato es muy apreciado. Cuentan que el profeta Mahoma tenía varios, y un día que su gata "Muezza", su favorita, se quedó dormida sobre su manga y el profeta tenía que acudir a la oración, con tal de no despertarla cortó la tela y dejó descansando al animal sobre ella.

En la filosofía y religiones chinas los felinos también son muy valorados. Debido a su visión nocturna y la fosforescencia de sus ojos, los chinos consideran que el gato puede ver a los espíritus malignos, y mucha gente allí lleva amuletos con la forma de este animal para protegerse.

En el budismo los gatos son seres de luz que representan la espiritualidad.

Y en Youtube ya ni te cuento. Si no eres alérgico, pon un gato en tu vida.

Publicidad