Flooxer Now » Noticias

MACHISMO ONLINE

Irene Fields denuncia el acoso recibido durante una partida de Valorant

La finalista de Top Gamers Academy vivió ayer un desagradable episodio en el que la descalificaron con insultos machistas y homófobos.

Un selfi de Irene en su Instagram

@irenefields_ / Instagram Un selfi de Irene en su Instagram

Publicidad

No es la primera vez, ni será la última. Irene Fields, streamer y finalista de Top Gamers Academy, publicó ayer en su Twitter un pequeño vídeo en el que mostraba los ataques sufridos tras una partida multijugador al videojuego Valorant.

Los jugadores que compartían partida con la youtuber se propusieron batir el récord de faltas de respeto en el menor tiempo. Insultos tránsfobos, machistas y homófobos, en una partida más que desagradable para la granadina.

Irene vivió ese momento fuera de directo y decidió grabarlo y compartirlo en su red social, para así mostrar la crueldad de ciertos gamers. Los comentarios buscaban desanimar a la jugadora y atacar sin motivo alguno: “Irene tío, ¿por qué juegas a un videojuego si eres una tía?”.

Aunque la polémica no es nueva, ha servido para poner sobre la mesa una situación que se sigue produciendo. Algunos apuntan a que esta práctica es demasiado habitual entre la comunidad gamer española, y a que las grandes compañías deberían tomar cartas en el asunto.

Los comentarios de aliento y denuncia no se hicieron esperar. Barbe y Ander, integrantes de la Ibai House, se lanzaron en defensa de la streamer: “Vaya putísimo asco”, comentó el primero de ellos tras ver el vídeo.

El apoyo de la comunidad ha sido unánime: “Gracias por visibilizar estas mierdas con las que nos encontramos”. Aunque, como suele pasar en Twitter, algunas respuestas discordantes sirvieron para avivar aún más el fuego.

Algunos usuarios de la plataforma opinan que lo más acertado hubiera sido abandonar la partida al primer insulto. Un escenario que otros participantes al debate ni siquiera contemplan. Y es que en partidas ranked como estas, y si el jugador decide abandonar, puede ser penalizado.

Los retuits siguen aumentando, invitando a Riot Games para que tome cartas en el asunto. Desde Twitter, siguen clamando por una sanción para todos los involucrados. Ante ataques de odio así, creen que la única solución posible es el ban permanente.

Publicidad